La subida de la electricidad y los carburantes modera la caída de los precios, que continúan en negativo

La subida del precio de la electricidad y los carburantes, así como un menor abaratamiento de los viajes organizados, ha propiciado que la caída de los precios de consumo se haya moderado ligeramente en mayo en comparación anual, al bajar el 1% en tasa interanual, frente al 1,1 % de abril. Frente a la caída del índice general de precios de consumo (IPC), la inflación subyacente -que excluye los componentes más volátiles de energía y alimentos frescos- sigue en positivo y subió en mayo el 0,7% respecto al mismo mes del año anterior. En tasa intermensual, los precios se elevaron un 0,5%.

De acuerdo con los datos publicados hoy por Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayor repercusión en la moderación de la caída interanual fue la del grupo de la vivienda, que cayó seis décimas menos que en abril (6,5%) por el incremento de los precios de la electricidad. La segunda mayor repercusión fue la del grupo de ocio y cultura, que cayó siete décimas menos que el mes anterior (1,9%), debido a que los precios de los viajes organizados bajaron menos de lo que lo hicieron un año antes. En tercer lugar, el grupo del transporte cayó dos décimas menos (4,9%), a consecuencia de la subida de los precios y carburantes, que fue mayor que la del año anterior.

La tendencia al alza de estos tres grupos contrarrestó la influencia de los grupos de comunicaciones y alimentos y bebidas no alcohólicas, que tiraron a la baja de los precios.

Para el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, es positivo que el IPC siga en registros negativos en un contexto en el que la economía crece a un ritmo interanual del 3%. De Guindos vaticinó que cerrará el año en negativo por tercer año consecutivo.

En Andalucía, los precios subieron un 0,6% en tasa mensual, con lo que la caída anual se sitúa en el 1%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios