Un informe de la OCU pone en pie de guerra al sector del aceite

  • La industria reprueba el estudio que duda del etiquetado de once marcas · Arteoliva y Hojiblanca acudirán a los tribunales

Las aceiteras Maeva, Hojiblanca, Arteoliva, Acesur y otros operadores echaron ayer por tierra el análisis realizado por la organización de consumidores OCU en el que asegura que existe un "engaño económico" del etiquetado. Dos de ellas, Arteoliva y Hojiblanca, anunciaron que demandarán a la organización.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) daba a conocer ayer un estudio en el que revelaba que nueve marcas de aceite de oliva "engañan" al consumidor al vender un aceite etiquetado como "extra" cuando sólo es "virgen", y por lo tanto a un precio superior al que le corresponde, y que las enseñas de Maeva y Olilán no son aptas para la venta, al ser aceites lampantes.

Entre las que no aconseja -porque se venderían como virgen extra siendo sólo virgen, según la organización de consumidores-, la OCU cita a los de marca Eroski, Hojiblanca, Coosur, Ybarra, Consum, Arteoliva, Condis, Oli Sone (Lidl) y Aliada (El Corte Inglés), a los que añade Sabor y Origen, aunque en este último caso dice que se vende correctamente como aceite de oliva virgen.

Para la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), el estudio "presenta de forma alarmista unas conclusiones faltas de rigor obtenidas de unas muestras mínimas y sin respetar todas las normativas legales".

El Grupo Hojiblanca recordó que tiene todas las pruebas de que la OCU no utilizó en su estudio los procedimientos legales y su director general, Antonio Luque, expresó su "indignación" e "impotencia" porque la OCU no ha aceptado razonar cuando les advirtieron de que el informe no había seguido el reglamento legal de la Unión Europea (UE).

Por su parte, Arteoliva apuntó numerosas irregularidades y errores en este estudio de la OCU. Su consejero-secretario, Felipe Silvela, advirtió del daño, que "puede ser irreparable", para empresas que como la suya llevan años adaptando las certificaciones más exigentes a nivel internacional. El grupo sevillano Acesur denunció que la OCU no reflejó los resultados contrastados, ni los oficiales que se le facilitaron y que publicó datos "no ajustados a la realidad", que pueden confundir al consumidor.

Aceites Maeva consideró que para la elaboración del informe "no han sido respetadas" las observaciones del etiquetado, es decir, "conservar en lugar fresco, seco y alejado de la luz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios