El mercado laboral andaluz resiste el primer trimestre mejor que el español

  • El paro baja en 9.100 personas por la caída de la población activa y sólo se destruyen 5.100 empleos gracias al dinamismo del sector primario

El primer trimestre ha sido relativamente bueno para Andalucía. Frente a la leve alza nacional, el número de desempleados en la región cayó en 9.100 personas, hasta 1.189.200, el mejor dato desde el segundo trimestre de 2011, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, frente a la destrucción de más de 60.000 empleos en España la Comunidad sólo pierde 5.100, hasta 2.814.300. Aunque es un buen dato, es peor que el del año pasado, cuando el paro disminuyó en 36,600 personas y la ocupación incluso subió, aunque levemente (1.900 más).

Además, este arranque del año ha aguantado bien por el magnífico comportamiento del sector agrario, que ha incorporado 13.700 ocupados. Igual sucede con la industria -en buena medida asociada al sector primario-, que suma 10.400, frente a la destrucción de 13.300 empleos el año pasado. Sin embargo, dos sectores más ligados a la coyuntura invierten sus tendencias. La construcción se deja 7.600 empleos (frente a los 5.500 que ganó el año pasado) y los servicios destruyen 21.600, lo que contrasta con los 15.400 ganados en 2015. Ni siquiera el hecho de que la Semana Santa haya sido en marzo ha podido evitar este retroceso.

Las campañas agrícolas, pues, han mejorado la ocupación, y eso se observa por provincias: Almería, Huelva y sobre todo Córdoba son las que mejor se comportan. Sorprendentemente, Jaén reduce en 1.000 personas el empleo, quizás porque la campaña olivarera fue más corta. En lo que se refiere al paro, el comportamiento está vinculado a la caída de la población activa, sobre todo en aquellas provincias donde hay destrucción de empleo. En el conjunto de la región, la población activa cayó en 14.200 personas el pasado trimestre y en 39.400 en el plazo de un año. Es la mitad del descenso nacional (78.400 personas), con lo que se rompe la tendencia de alza tan característica de Andalucía en los últimos años. Ahora baja, y más rápido que la media.

Con estos ingredientes, la tasa de paro baja al 29,7%, 0,12 puntos menos que a final de 2015 y 3,91 puntos menos que hace un año. El ritmo de reducción es más rápido que el nacional (que es de 2,78 puntos en doce meses), pero el diferencial sigue alto, en 8,7 puntos.

En la perspectiva de un año, Andalucía sigue tirando de la caída del paro y de la ocupación en España. Cuenta con 170.000 parados menos (-12,5% frente al -12% español) y suma 130.600 nuevos ocupados (+4,87% frente al 3,29% nacional). La región ha creado el 22,7% del nuevo empleo y el 26% de los parados que han dejado de serlo son andaluces.

Algo preocupante es que el número de indefinidos se reduce en 2.500 (algo poco habitual en el inicio del año) frente al crecimiento de 14.500 en 2015. Los temporales también suben y son 1.500 más (cuando eran 7.100 menos en el primer trimestre de 2015).

A nivel nacional, el número de desempleados sube entre enero y marzo en 11.900 personas hasta 4.791.400 y la tasa de paro se sitúa en el 21%, una décima más que en el trimestre anterior. Por su lado, la ocupación, se reduce en 64.600 trabajadores hasta los 18.029.600 ocupados. La población activa también disminuye, en 52.700 personas, hasta 22.821.000. En el último año, el número de activos ha bajado en 78.400 y el paro en 653.200 personas, un 12% menos, mientras que por otro lado el número de trabajadores se ha elevado en 547.500, el mayor aumento desde el tercer trimestre de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios