"En los negocios, el sol sale para todos, pero el mercado decide quién gana"

  • El presidente de la compañía, José Luis Bonet, anuncia que este año repetirán la positiva experiencia de Martin Scorsese de las pasadas Navidades con una serie de cortos filmados por "grandes directores"

Fundada en 1889, Freixenet, que continúa siendo una empresa familiar, está presente en 130 países, exporta más de 90 millones de botellas al año y ha conseguido afianzarse entre los veinte mayores grupos mundiales del sector de vinos espumosos y entre las diez marcas españolas más conocidas en el mundo. Su presidente, José Luis Bonet, ha estado esta semana en Sevilla para explicar las claves del éxito de la firma en el programa de Alta Dirección de Empresas Agroalimentarias del Instituto San Telmo.

-Freixenet es la primera firma del sector vitivinícola en facturación y se les considera un modelo de gestión de empresa familiar. ¿Se plantean abrir el capital a nuevos socios?

-Estamos muy consolidados en el modelo que hemos seguido en los últimos años. No preveo cambios inmediatos, pero es evidente que dentro del modelo de empresa familiar que somos, existe un alto grado de profesionalización en los niveles ejecutivos.

-¿Han superado ya el boicot del cava catalán?

-Quedó en el pasado. Ya hemos pasado página de este asunto tan desagradable, que fue una realidad sobre todo en 2005 y 2006.

-¿Y la última Navidad?

-Aún no hemos cerrado el ejercicio porque hacemos el cierre a finales de abril. Ha sido un año bueno, y particularmente en este momento estamos muy contentos porque se han recuperado las ventas en Alemania, que es nuestro primer mercado, y donde hicimos un traslado de una joint venture donde participaba gente ajena a Freixenet a una distribuidora totalmente nuestra.

-¿Qué le parece la competencia de cavas no oriundos de Cataluña?

-El sol sale para todo el mundo y el mercado decide quién gana. En este sentido, creo que ellos intentarán defender de forma abierta la posición que lograron durante ese desafortunado incidente, que duró además bastante tiempo. Y los demás intentarán ganarla de una forma abierta, como debe ser. Y que gane el mejor.

-Hablemos de la competencia exterior. ¿Y el champán?

-Es una competencia muy dura porque somos los dos grandes líderes del mercado de espumosos del mundo. En ese sentido, la calidad del producto es similar porque el método de producción es el mismo. En todo caso, creo que el cava tiene posibilidades de ganar este campeonato.

-Freixenet reaccionó abandonando el sector del cava de bajo precio y marca blanca.

-El año pasado hubo un cambio en la normativa, de tal manera que el cava pasó a ser cava que podríamos llamar normal, cava reserva, y gran reserva. Freixenet decidió que el Carta Nevada fuera cava reserva. Y esto supone, evidentemente, que Freixenet está orientado hacia el segmento medio-alto del mercado.

-Mientras que en Cataluña hay costumbre de beber cava en las comidas, en el resto de España el consumo se limita a festejos. ¿Es posible cambiar los hábitos?

-Trabajamos constantemente en esa dirección, porque el cava tiene dos formas de consumo: celebración y la del disfrute. En Cataluña, el consumo de disfrute tiene tradicionalmente una posición mejor. Pero también en el resto de España el cava tiene su gran oportunidad en el desdoblamiento de un consumo de celebración y de disfrute muy relacionado con el acompañamiento de aperitivos y bebida de verano.

-Freixenet lanzó una campaña totalmente diferente, con un corto dirigido por Martin Scorsese difundido por internet. ¿Repetirán la misma estrategia?

-El balance es muy positivo. Mediáticamente, ha sido un éxito monumental porque hemos recibido 1,3 millones de visitas por internet. Aunque tiene limitaciones, porque mucha gente no lo ha visto al ser un corto que sólo se podía visionar en internet o en cines, y ocasionalmente en televisión. La pregunta importante es qué ocurre con las ventas, y el hecho es que han funcionado muy bien. Por lo tanto, no hay razón para no continuar con la experiencia, aunque recuperando cosas que nos han reclamado, como las burbujas o la felicitación navideña.

-Tim Burton o Quentin Tarantino sonaron como posibles candidatos para la próxima campaña.

-Hay muchos partidarios de unos y de otros. Lo que sí ha quedado abierta es la posibilidad de realizar una serie de cortometrajes de grandes directores.

-¿Extranjeros?

-No, no, es una iniciativa con un sentido universal, ya que por fortuna, España tiene directores muy consolidados, de primera línea y con fama mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios