El número de españoles morosos cae en julio por primera vez en dos años

  • La cantidad de deudores nacionales se reduce un 1,26% respecto a 2008 · El volumen de impagos a grandes empresas registra un máximo histórico y se sitúa en los 41.775 millones, un 150% más

3,89%

Los brotes verdes de los que hablan los expertos empiezan a dejarse ver a nivel nacional, aunque sea sólo a medias: el número de morosos españoles descendió en julio por primera vez tras dos años de subidas continuadas, pero el volumen total de impagos registró un máximo histórico. Estos datos se desprenden del informe publicado ayer por la consultora Asnef-Equifax, que expuso que la cantidad de ciudadanos nacionales incluidos en su fichero de morosos -el mayor del país- sufrió una caída el pasado mes del 1,26% respecto al mismo periodo de 2008, sitúandose el total de deudores en los 1,66 millones de personas. Además, según los datos de la compañía, el número de empresas morosas también se redujo por primera vez desde julio de 2007, con una variación internanual del 3,89% respecto al pasado año, hasta alcanzar las 176.163 sociedades.

Paralelamente, la cantidad de inmigrantes deudores registró una subida el pasado mes del 42,52% en comparación con el mismo periodo de 2008. Con este dato, el total de extranjeros inscritos en los ficheros de la consultiora continúa una tendencia de crecimiento progresivo, alcanzando en julio la cifra de 686.959 foráneos contabilizados.

A pesar de los datos positivos sobre el número de españoles morosos, el volumen de impagos a entidades financieras y grandes compañías alcanzó en julio un nuevo máximo histórico y se situó en los 41.775 millones de euros. Esta cifra representa una ascenso del 150% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el total de deudas llegó a los 16.690 millones. El director comercial comercial de Asnef-Equifax, Luis Salvador, avisó que los impagos son cada vez más elevados, aunque el número de morosos haya empezado a reducirse: "La bajada del total de españoles y empresas registradas en estos ficheros se debe a la contracción de los créditos concedidos por parte de las entidades financieras, a la prudencia generalizada para evitar sobreendeudamientos y al agotamiento de la población potencialmente morosa tras los fuertes incrementos de los últimos tiempos". El volumen de la deuda se incrementó entre los particulares españoles un 7,12%, mientras que entre los inmigrantes creció el 86,4% y entre las empresas el 134,37%. A pesar de ello, el director comercial de Asnef-Equifax señaló que el volumen de morosidad también moderó su crecimiento, ya que el pasado mes de julio se elevó en 1.271 millones de euros respecto a junio. Este dato contrasta con la tendencia de los meses precendetes, cuando se registraron ascensos superiores a los 2.300 millones.

En lo que respecta al número de operaciones morosas -aquellas que tienen retrasos de impagos superiores a los 60 o 90 días-, el fichero de Asnef-Equifax incluyó más de 6.600.000 el pasado mes, lo que supone un 49% más que en julio de 2008. Además, el 53% de éstas se encuentran reclamadas por vía amistosa, el 12% está en fase prejudicial, otro 12% ya está en pleno proceso jurídico y el 23% de las operaciones restantes han sido consideradas como incobrables.

A nivel regional, la morosidad de los andaluces se redujo un 0,1% en julio respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, Castilla La-Mancha es la peor parada en cuanto al número de deudores españoles, ya que cifró el aumento de los morosos en un 10,91%. A esta comunidad le siguen Navarra, La Rioja y Canarias con una subida del 7,79%, 4,05% y 3,17% respectivamente. La otra cara de la moneda se produjo en Asturias, donde se registró el mayor decrecimiento del 18,46%, seguida de Galicia (12,26%), Cantabria (5,87%) y Extremadura (5,09%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios