La reforma del sector del vino afronta su recta final

  • Después de más de un año y medio de negociaciones, los Veintisiete cerrarán esta semana una propuesta definitiva

Los ministros de Agricultura de la UE empezarán hoy una reunión decisiva con el fin de acordar la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino, cerrando así más de año y medio de discusiones. Los Veintisiete afrontarán la recta final de la reforma del vino en un Consejo que podría durar hasta el miércoles y en el que se esperan negociaciones intensas, pues, aunque ha habido avances, quedan por consensuar muchos puntos relacionados con el reparto del dinero, el final de ciertas ayudas o la liberalización de las plantaciones.

El Consejo comenzará con la presentación de una propuesta de compromiso, por parte de la presidencia portuguesa de turno de la UE, que recogerá las cesiones anunciadas en los últimos días y después habrá reuniones bilaterales para tratar de acercar posturas sobre los puntos que dificultan un acuerdo. Los países de la UE intentan pactar una regulación que tiene como fin incrementar la competitividad de los vinos europeos, y para ello mantiene el presupuesto para la OCM (1.268 millones anuales), aunque cambia la manera de repartirlo: Bruselas propone destinar una parte a planes de arranque y otra a asignaciones nacionales. En este momento de la negociación, para el sector español es fundamental saber qué partida recibirá y para qué medidas, con especial interés en la continuidad de las ayudas al mosto o a la destilación para brandy. España es el primer receptor de los fondos de la OCM y hasta ahora ha recibido un 33 por ciento del total, cantidad que quiere mantener en lo máximo posible.

La CE propone un plan de ayudas para fomentar el abandono voluntario de viñedo en las zonas menos competitivas -se habla de 200.000 hectáreas en cinco años-, pero el arranque ha dejado de ser el punto central de la reforma. Entre los que protagonizarán el debate figuran la prohibición del añadido de azúcar al vino, la liberalización o no del cultivo de viñas, el final o no de las ayudas al mosto o al alcohol de uso de boca (para brandy), y medidas transitorias como las que ha pedido España (propone la continuidad de las primas al mosto y al alcohol de uso de boca).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios