La región pierde en dos años el 40% de las explotaciones de ganado, según UPA

  • La organización agraria afirma que agricultores y ganaderos dejarán de ganar 1.500 millones en esta campaña

30.000

Cada vez que salen a la palestra para denunciar la situación de crisis del sector, las organizaciones agrarias sacan a relucir un dato o una estimación novedosa. Ayer, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) se centró en la ganadería, quizás la actividad que más ha sufrido en los últimos años dentro del sector primario. Su secretario general, Agustín Rodríguez, afirmó que el 40% de las explotaciones ganaderas andaluzas -32.000 de 80.000- han desaparecido en los dos últimos años. Las razones, conectadas entre sí, son dos: por un lado, la falta de relevo generacional, y, por otro, la caída de los precios a niveles de hace décadas. El ovino-caprino, y en los últimos meses el porcino, son los grupos de actividad más afectados, pero de la crisis no se libra ninguno.

A un nivel más general, y para esta campaña, Agustín Rodríguez estimó en 1.500 millones las pérdidas de agricultores y ganaderos. Y las causas se resumen en una: el desplome de los precios en origen, unida, según UPA, a la subida de los insumos y la prohibición para usar algunos plaguicidas, algo que ha afectado a la remolacha y al algodón pese a las buenas cosechas.

La UPA, que culpa a la gran distribución de la presión sobre los precios, reclama a las administraciones que acometan las reformas legislativas necesarias para poner freno a la situación. Entre ellas, una ley de contratos tipo para todos los productos que fije un "precio suelo", como se ha hecho recientemente con el sector lácteo. Rodríguez acusa a Junta de Andalucía y Gobierno central de "mirar para otro lado con la coartada del mercado libre", en un contexto dominado por grandes empresas francesas y alemanas. También critica la lentitud de la Administración para poner en marcha cualquier iniciativa acordada y pide recursos para paliar la falta de liquidez del agricultor.

UPA prevé movilizar en noviembre, en Sevilla, a 30.000 agricultores y ganaderos, y no quiere hacerlo sola. Ya se ha puesto en contacto con Asaja y Coag, y quiere extender la manifestación a UGT y CCOO, para hacer partícipes también de la protesta a los 52.000 trabajadores del sector agroindustrial andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios