El turismo de reuniones atrae a menos visitantes pero aumenta su impacto económico directo

  • Este segmento genera en España más de 5.000 millones de euros, según el Spain Convention Bureau

El turismo de reuniones incrementó en 2011 el número de congresos, convenciones y jornadas celebradas en España, lo que, pese a una ligera caída en los participantes, provocó un aumento del impacto económico directo hasta los 5.000 millones de euros, según datos del informe del Spain Convention Bureau (SCB).

España acogió el pasado año un total de 18.022 reuniones (un 12,3% más que en 2010), en las que participaron casi 3,2 millones de personas (un 3,5% menos), con una media de 176 personas por reunión.

El SCB, sección de la FEMP que agrupa a 54 ciudades españolas y una Diputación Provincial como destino de congresos, hizo público ayer el informe anual de 2011 tras tomar como muestra a 49 de las ciudades que lo integran.

Los datos obtenidos indican una clara recuperación en cuanto al número de reuniones celebradas, casi 2.000 más que en 2010, hasta situarse a unos niveles similares a los de 2008, y una estabilización del número de participantes, que bajó considerablemente en 2009 y que volvió a crecer de forma significativa en 2010.

La mitad de las reuniones organizadas tuvieron el carácter de jornadas (55,6%), aglutinando el 41,3% de los participantes totales. Otras 5.292 se convocaron con el formato de convenciones y el resto, 2.706, como congresos. En las tres modalidades se registró un incremento sobre los datos del ejercicio precedente.

Cada persona que acudió a una jornada, convención o congreso organizado en un destino del SCB en 2011 se gastó una media de 672,53 euros (310 euros en la inscripción, otros 270 en el viaje y 92 en el alojamiento). Además, empleó otros 77,3 euros en gastos diarios (alimentación, compras, transporte o entretenimiento).

Estas cantidades individuales se traducen en cifras totales que reflejan un impacto económico (gasto directo) de 5.025,96 millones de euros. Esta suma supone una subida notable respecto a 2010 (31,9% más).

Los turistas internacionales aportaron unos 2.777 millones de euros y los nacionales alrededor de 1.446 millones. Los participantes locales también contribuyeron con un gasto estimado aproximado de 802 millones.

Las reuniones internacionales ganaron peso en 2011, llegando a representar el 25% de todas las celebradas en España. Esto supone que hubo 429 encuentros de este tipo más que en 2010. No obstante, el mayor crecimiento, del 30,7%, se produjo en las reuniones nacionales, casi 2.000 más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios