El sector químico factura un 7% más y alcanza los 63.000 millones de euros

  • El empleo crece un 7,8%, con 193.500 puestos directos

  • Aporta un 5,6% del PIB nacional

La cifra de negocios de la industria química española registró en 2017 un crecimiento del 6,9% hasta alcanzar los 63.100 millones de euros, una subida impulsada tanto por el comportamiento de la producción como por los precios internacionales (asociados a la conducta del crudo). El sector, que desde 2014 ha superado de forma paulatina su techo histórico de facturación, acumula en los últimos diez años un crecimiento del 27% a pesar de la crisis que ha atravesado el país y espera, para el horizonte 2030, crecer un 4,5%.

Así lo señaló ayer en Huelva el presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), Antón Valero, con motivo del encuentro que mantuvo la comisión permanente de esta entidad en la capital, que cuenta con "un polo esencial para el sector" y que es "el segundo de España tras Tarragona". Un polo que, según destacó, ha salido "fortalecido" de la crisis al igual que todo el sector, lo que hace que se mire al futuro "con optimismo", ya que la química es, además, "totalmente necesaria para el desarrollo de la sociedad".

Junto a Juan Antonio Labat, director general de la entidad, Valero presentó los principales datos que recoge Radiografía del sector químico español 2018, un informe anual que da a conocer las principales magnitudes al cierre de 2017. Según esta memoria, la industria química española -integrada por las actividades químicas y farmaquímicas- es "un sector esencial para las economías avanzadas y para la española", ya que su actividad genera directa e indirectamente "el 5,6% del PIB nacional" y "da empleo al 3,5% de la población activa ocupada".

El informe destaca el ritmo de crecimiento de la producción de productos químicos, que fue superior al de la economía española, al situarse en el 4% al término del ejercicio. En este caso, y desde 2007, el sector acumula un crecimiento del 15,1%, dato que "contrasta con la situación comparativa del conjunto de la industria manufacturera", que, pese a la recuperación experimentada a partir de 2014, aún está 20 puntos por debajo de los niveles productivos alcanzados antes de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios