Los sindicatos agrarios sopesan dejar de entregar leche si no se acuerda su precio con las industrias

  • Los sindicatos agrarios mayoritarios de Galicia lamentan que la bajada continuada de los precios durante los últimos meses y el aumento de los costes de producción han colocado al sector en una situación "desesperada"

Los tres sindicatos agrarios mayoritarios de Galicia barajan la posibilidad de convocar una huelga de entrega de la leche si no se alcanza un acuerdo con las industrias sobre el precio del producto, que no ha dejado de bajar en los últimos meses y que, unido al aumento de los costes de producción, ha colocado al sector en una situación "desesperada".

Así lo manifestaron en rueda de prensa para presentar la manifestación convocada para pasado mañana en Santiago, en la que esperan reunir a más de 10.000 personas. El que se posicionó con más claridad a favor de esta medida fue el secretario general de Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Francisco Bello, que advirtió de que, de no llegar a un pacto, la solución pasa por dejar de entregar la leche e impedir que se utilice la almacenada.

En este sentido, apuntó que los ganaderos argentinos lograron salir de la crisis en la que estaban gracias a una resolución de este tipo. "Estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias", enfatizó, y señaló que el debate se está dando entre los productores. Según comentó, más de un 90% de ellos apoyarían esta medida de presión.

Sin embargo, Unións Agrarias (UU.AA.) y el Sindicato Labrego Galego (SLG) se mostraron más reticentes, aunque apostaron por mantener la unidad sindical y, llegado el caso, apoyar la huelga. De este modo, el secretario general de UU.AA., Roberto García, matizó que "sería suicida" dejar de entregar la leche sólo en Galicia, porque la industrias se abastecerían con la de otros puntos del Estado.

Acuerdo en mayo

De hecho, abogó por que, de llevarse a la práctica la amenaza, se haga en todo el territorio español y por que se analice el mejor periodo para realizarla. En todo caso, manifestó su confianza en que en mayo "habrá acuerdos". "Estoy convencido de que con el esfuerzo de la Xunta, que me consta que está haciendo, con el sentido común de las industrias y con la racionalidad de los productores estamos condenados a entendernos", reflexionó.

Justificó este optimismo en que las empresas "no se pueden permitir el lujo de llegar al mes de septiembre nuevamente peleándose para una escalada disparatada que lo coloque en una situación de debilidad". Por ello, pidió a las industrias que no vean sólo por su interés en el plazo de un año, y les recordó que en 2015 se materializará la liberalización del sector lo que, a su juicio, les dejará en una "situación delicada".

Por su parte, el responsable del sector ganadero del SLG, Xavier Gómez Santiso, avisó de que un huelga de entrega debería meditarse "profundamente", pero no descartó llevarla a la práctica, como tampoco rechazó centrar sus protestas contra las fábricas de piensos, cuyo encarecimiento está, en parte, detrás de la "crisis" del sector. MANIFESTACIÓN.

En cuanto a la manifestación, los sindicatos esperan reunir en la Praza da Quintana de la capital gallega a más de 10.000 productores de las cerca de 14.000 explotaciones de leche y las 15.000 de carne de vacuno que operan en la comunidad.

"Esperamos que a partir de ahí se produzcan avances en la negociación que permitan una luz de futuro", proclamó Gómez Santiso, que aseguró que este año debe marcar un "punto de inflexión" para lograr un sistema de conformación de precios pactado con las industrias y que sea "justo".

Por su parte, el secretario general de Unións, a pesar de reconocer el "esfuerzo" de la Xunta, le reclamó que pase de las "simples declaraciones de buena voluntad" porque, en su opinión, cuentan con "herramientas suficientes" para presionar a las industrias. De este modo, lamentó que las empresas continúen fijando los precios "unilateralmente" y "sin razones de mercado" tres años después de constituirse la Mesa do Leite.

Polémica con medio rural

Además, se preguntó por qué la consejería de Medio Rural salió "en defensa" de Leite Río cuando la semana pasada UU.AA. protagonizó una protesta ante la empresa. "¿Por qué considera que es un ataque contra la propia consejería?", interrogó, e hizo hincapié que en movilizaciones anteriores contra otras industrias "optó por el silencio".

De este modo, rechazó "intereses políticos" en estas acciones sindicales y recordó que en el pasado protestaron contra otras empresas, como Celta o Puleva, que bajaron los precios. "Lo que resulta más sospechoso es que la consejería coja la bandera de la defensa única y exclusivamente de esta empresa cuando en otros casos no se hizo lo mismo", reprobó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios