La subida de la electricidad del 26% impulsa al IPC a su nivel más alto desde octubre de 2012

El precio doméstico de la electricidad experimentó en enero una subida del 26,2% con respecto al mismo mes del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press correspondientes a la última revisión del Índice de Precios de Consumo (IPC). Con respecto al pasado mes de diciembre, el incremento en el recibo de la luz fue del 8,8%, encadenando así su noveno mes consecutivo de subidas.

Precisamente este encarecimiento de la electricidad, sumado al de los carburantes, disparó la inflación en enero al 3%, una tasa nunca vista desde octubre de 2012, pero que desde el Gobierno consideran transitoria y con tendencia a moderarse en unos meses.

La vivienda -uno de cuyas variables es la electricidad- fue el componente que más influyó en la elevada inflación, al encarecerse un 7,4% (seis puntos y medio más que en diciembre) por el alza de la luz y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y del gas natural, frente a los descensos de un año antes.

También subió el transporte, con un incremento del 7,6%, casi tres puntos superior al de diciembre, sobre todo por el encarecimiento de los carburantes, frente a la bajada de enero de 2016.

Según los datos publicados ayer por el INE, en tasa mensual, los precios cayeron durante enero el 0,5%, ya que las rebajas afectaron al vestido y calzado, el menaje y los paquetes turísticos.

Sin embargo, al alza tiraron la vivienda, los alimentos y bebidas no alcohólicas por el encarecimiento de legumbres, hortalizas, pescado y marisco; y el transporte por el alza de los carburantes.

En Andalucía, la tasa interanual descendió un 0,6%, una décima más que a nivel nacional, pero la anual fue idéntica y se situó en el 3%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios