Los transportistas irán a la huelga por la subida del carburante

  • Avisan que será una huelga "difícil para todos" ya que no hay, por ahora, una situación que indique que la situación cambiará.

Comentarios 44

No hubo acuerdo entre Fomento y los transportistas, que mantienen la convocatoria de paro indefinido a partir de la medianoche del domingo, después de que, tras un encuentro entre ambos, el Ministerio no aceptará las medidas compensatorias solicitadas por los trabajadores con motivo de la subida de precios de los carburantes. Así lo explicó el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Transportes y Mercancías (Fenadismer), Julio Villaescusa, quien avisó de que será una huelga "difícil para todos", porque, por ahora, no ve que la situación y los encuentros con el Ejecutivos vaya a cambiar la situación.

Fenadismer sigue adelante con sus planes de comenzar un paro indefinido por parte de los profesionales de este sector. Villaescusa explicó que se trata de un paro que sólo pasa por que el Gobierno garantice la articulación mínima para los servicios de transporte que asegure que las empresas ganen lo mínimo para pagar sus costes aunque se produzcan subidas en el precio de los carburantes, una petición que hoy el Ministerio de Fomento denegó. 

Sobre este encuentro, el presidente de Fenadismer dijo que se encontraron con "una enorme distancia en el talante y la comprensión del Ministerio respecto a lo planteado por el sector". "El grado de evolución es cero, no ha habido ningún avance, seguimos en la misma situación y lo más grave y lamentable es que las distancias siguen igual que en jornadas anteriores, no hay nada que lo modifique", explicó Villaescusa. Respecto al paquete de medidas propuesto por los distintos ministerios con competencia en el sector (Fomento, Trabajo, Economía y Hacienda e Interior), indicó que "ninguna de ellas ni todas juntas sirven para abordar y dar salida al enorme problema que el mundo del transporte tiene en este momento".

Por todo ello, el líder de la Federación aseguró que la patronal mantiene el paro "porque hasta ahora no hay nada que indique que se tiene que variar, sino todo lo contrario, conforme pasa el tiempo nos acercamos a una situación que da a entender que será un paro duro y difícil, donde vamos a sufrir todos mucho", advirtió. Además, recordó que no hay ningún encuentro previsto para el fin de semana, de modo que los contactos con el Ejecutivo se retomarán el próximo lunes.

Ante esto, Fomento señala que "no hay ninguna razón" para que los transportistas continúen con su convocatoria de paro, a pesar de que reconoce que "no existe posibilidad alguna" de atender la principal reivindicación de los convocantes. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió "tranquilidad" a los transportistas ante la huelga. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega aseguró que el Ejecutivo "conoce las dificultades" del sector y que por ello "se está preocupando" en encontrar fórmulas para aminorar el impacto de los precios del petróleo. "De esta situación saldremos todos juntos", aseguró la vicepresidenta, quien concluyó este tema asegurando que espera "por el bien de todos, que se reduzcan las movilizaciones en el menor tiempo posible".

Mientras, continúan las manifestaciones de protesta por la subida del gasóleo, entre ellas una marcha lenta por parte de los camioneros catalanes en la AP-7 en Barcelona, que ocasionó retenciones, de hasta 12 kilómetros. Además, los mismos manifestantes cortaron esta misma vía a primera hora de la mañana y compañeros del sector realizaron concentraciones en el Puerto de Barcelona, en Mercabarna y en La Jonquera (Girona).

También los pescadores han querido reivindicar su situación. En A Coruña, más de un millar de profesionales de este sector realizaron una marcha exigiendo medidas ante la carestía de hidrocarburos y la caída de los precios del pescado por las "perturbaciones" de entrada "desleal" de importaciones. Con cánticos como "queremos pan, queremos vino, queremos a Zapatero colgado de un pino", o "Elena Espinosa, eres una mentirosa", la Plataforma en Defensa del Sector Pesquero, recorrió parte de la capital coruñesa, finalizando la marcha en la Plaza de María Pita, en donde regalaron pescado.

En Vigo, aprovecharon la visita de la ministra de Medio Ambiente para protestar por la falta de medios. Durante el acto se vivieron momentos de tensión, al acotar la Policía Nacional la zona donde debían situarse, lo que provocó empujones ante la negativa de los pescadores a aceptar esta limitación. Espinosa lamentó esta situación y pidió que estos altercados no se vuelvan a repetir porque "desprestigian al sector". En cuanto a la situación, la ministra reiteró que muchos barcos faenan con normalidad tal y como se recoge en los datos que maneja la torre de control del Centro de Inspección Marina. En este sentido, la Confederación Española de Pesca, advirtió que la próxima semana el seguimiento del amarre de la flota será total.

Por último, los agricultores se sumarán finalmente a estas protestas. Asaja ha convocado una manifestación frente al Ministerio de Economía el próximo día 19 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios