La venta de cerveza crece en España un 3,1% y marca su mejor dato desde 2006

  • El sector cervecero español duplicó las exportaciones durante 2015 y se convirtió en el cuarto productor de la UE y undécimo a nivel mundial.

Las ventas de cerveza en España crecieron un 3,1% en 2015, lo que representa el mayor crecimiento que ha experimentado el sector desde 2006, antes del inicio de la crisis económica, mientras que las exportaciones se cuadriplicaron en este ejercicio, según los datos del Informe Socioeconómico del sector de la cerveza en España.

En concreto, las compañías del sector cervecero en España comercializaron alrededor de 33,3 millones de hectolitros y elaboraron 35 millones de hectolitros, aumentando la producción de cerveza en un 4%, lo que sitúa a España cuarto productor en la Unión Europea y undécimo a nivel mundial. Las ventas al exterior también van por buen ritmo al encadenar seis años de crecimiento tras dispararse en 2015 un 28,6%, respecto al ejercicio anteror. En total, se comercializaron en el extranjero 2,3 millones de hectolitros.

El director general de Cerveceros, Jacobo Olalla, ha subrayado el "estrecho vínculo" que existe entre la cerveza y la hostelería, ya que el consumo en los locales de la hostelería se ha elevado un 6%, respecto al año anterior. Las ventas en el canal hostelero se elevaron un 3,2%, Olalla ha destaca que la cerveza puede suponer hasta el 40% de la facturación de los locales de menos de 10 empleados, mientras que el consumo en estos establecimientos también se ha incrementado impulsado por las buenas temperaturas y el récord de turistas del pasado año.

De esta forma, el consumo de cerveza en España sigue creciendo tras elevarse un 3% en 2015 y los españoles consumieron una media de 41 litros por persona. La hostelería se mantiene como principal canal de consumo, al crecer un 6%, mientras que se recupera el consumo en el hogar, donde se iincrementó un 0,3%. El director general ha destacado que la cerveza sin alcohol representa un 14,3% del consumo total en el mercado nacional y sitúa a España como líder en la Unión Europea en su producción y consumo.

Por zonas geográficas, Andalucía, Sur de Extremadura, Ceuta y Melilla lideran las ventas de cerveza con 7,8 millones de hectolitros, seguida por el centro de la Península, que experimentó un crecimiento del 6%.

Mahou San Miguel sigue como primer productor de cerveza en España, con 12 millones de hectolitros, seguido por Heineken (10 millones de hectolitros), Damm (8,7 millones de hectolitros) y Estrella Galicia (2 millones de hectolitros), mientras que se percibe la incorporación de "nuevos cerveceros", impulsados por las cervezas artesanales, cuya producción se elevó un 110%, que son un "ejemplo del dinamismo" del sector.

Generador de empleo y riqueza

Olalla también ha puesto de manifiesto que el sector cervecero impacta de forma positiva en la economía española, ya que el valor de la cerveza en el mercado supera los 15.500 millones y supone el 1,4% del PIB. España es el segundo país en este sector que genera más empleo, por detrás solo de Alemania, después de que en 2015 contribuyera a crear 344.000 puestos de trabajo, la mayor parte (990%) en la hostelería.

En materia de impuestos, el Estado ingresa en torno a 3.600 millones de euros procedentes de la cerveza. Del total de ingresos, más del 81% proceden del consumo en hostelería, en su mayoría de las cotizaciones a la Seguridad Social e IRPF (61%), mientras que correspondientes a impuestos especiales se devengaron 318 millones de euros. "Al nuevo Gobierno le demostramos con estos datos que se puede recaudar dinero sin subir impuestos, y que generamos empleo y se incentiva el consumo", ha apuntado el director general de Cerveceros, que apuesta por mantener la fiscalidad.

Olalla ha hecho un llamamiento al próximo Ejecutivo para que no suba los impuestos relacionados con el consumo, ya que tras mantener la fiscalidad se ha evitado la pérdida de más de 19.000 empleos y una caída del consumo de unos 170 millones de hectolitros en el sector. "Un incremento de impuestos afectaría en mayor medida a los individuos con menos ingresos. Desde 2013 se han obtenido incrementos sustanciales en la recaudación del impuesto especial de la cerveza, sin necesidad de subir los tipos, evitando así las consecuencias negativas", ha explicado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios