"En la Semana Santa no mandan los meteorólogos"

-¿Siente nostalgia de sus tiempos de meteorólogo?

-No, ninguna nostalgia. Trabajé con muchas ganas, pero me jubilé y terminó.

-¿Aún le preguntan por el tiempo en Semana Santa?

-No, eso ha sido un mito sevillano. En realidad, las cofradías no me lo preguntaban. Yo le daba una previsión al Amor y a la Macarena, porque era hermano. Sin embargo, hubo hermanos mayores que decían desde el púlpito, antes de salir, "he hablado con Julio Marvizón y nos ha dicho tal cosa". Y no era cierto, no habían hablado conmigo.

-Usted estaba en el Consejo de Cofradías de Sevilla. ¿No les daba partes?

-Puede que alguna vez hablaran con un oficial de servicio en Meteorología y fuera yo. Pero entonces me pedía vacaciones en Semana Santa, y cuando estaba en el Consejo no tenía teléfono móvil. Es cierto que la gente me conocía de la televisión y me preguntaban por la calle.

-¿Llueve más en Semana Santa en los últimos años?

-No. Si se analiza un periodo de 60 ó 70 años se aprecia que hay muchas Semanas Santas con lluvias. En los años 60, en algunas zonas de Andalucía, cayeron más de 1.000 litros por metro cuadrado. Incluso hubo inundaciones importantes. Fueron años muy lluviosos.

-Marzo de 2013 ha sido el más lluvioso desde 1947.

-Luego ya tiene ahí un año peor que éste. No es nuevo.

-Publicó un estudio sobre la lluvia en Semana Santa.

-Era un estudio detallado por días. Como conclusión, el Domingo de Ramos era el día que había llovido menos veces y el Martes Santo el día en el que había caído más cantidad de agua. Pero no el día que había llovido más veces, que era el Sábado Santo.

-¿No era el Viernes Santo el día más lluvioso?

-Había llovido más en Sábado Santo. Pasaba desapercibido porque hasta 1956 no salían cofradías ese día en Sevilla, y en otras ciudades tampoco.

-¿Se puede tener ya una fiabilidad casi total en los pronósticos?

-Hay más fiabilidad que en mi época de hombre del tiempo. Sin embargo, se le está dando demasiado protagonismo a la meteorología en la Semana Santa. Los meteorólogos son técnicos, pero ellos no mandan en las cofradías. Si una cofradía se moja hoy es porque se ha querido mojar. A veces salen con un 60% de riesgo de lluvias y luego cuentan que los meteorólogos se han equivocado.

-Vayamos a la Sábana Santa. ¿Qué aporta su último libro?

-Los nuevos estudios. La teoría sobre la historia, el paso por los templarios y por Francia hasta llegar a Turín. También las investigaciones científicas realizadas sobre las letras, las flores y el polen que aparecen en la Sábana Santa. He añadido un trabajo sobre el proceso de Jesús, que a veces no se entiende bien.

-¿Por qué?

-Se basa en la Mishná judía, en leyes derivadas de la tradición. Me he documentado con los libros de José María Rivas Alba, profesor de Derecho Romano en Sevilla, y José Raúl Calderón, juez de Jaén, que lo han analizado. También con los Evangelios, que son, a su modo, como Agatha Christie; te van dando pistas, pero hay que descifrarlas.

-¿La Sábana Santa es verdadera?

-Los avances y las últimas investigaciones nos muestran la autenticidad de la Sábana Santa.

-¿Por qué rechaza la prueba del carbono 14?

-Se hizo fuera del rigor científico, con grandes incongruencias. Para empezar, se quedaron con las tres propuestas que incluían productos destructivos. Pero hay una razón importante, y es que el profesor Tite, coordinador de las pruebas del carbono 14, reconoce en una carta que no se puede deducir que la Sábana Santa sea una falsificación, como se publicó en todos los medios de comunicación.

-¿Duda de unas pruebas que hizo él mismo?

-Tite reconoce que la datación puede estar alterada. Pero además afirma que la prueba no concluye que la Sábana Santa sea una falsificación. Esto, sin embargo, no se publicó.

-¿Hay intereses en presentarla como falsa?

-Al ateo le fastidia que se diga que esta es la prueba de la Resurrección. Los investigadores hablamos del hombre de la Sábana Santa. No podemos decir que ese hombre sea Jesús.

-Y si no es Jesús, ¿quién?

-Es un hombre que ha tenido una pasión y una muerte como la de Cristo. A partir de ahí... Eso ya es una cuestión de fe.

-¿Pero el hombre de la Sábana Santa resucitó?

-Sólo es explicable lo que se aprecia si envolvió un cuerpo al que le sucedió algo extraordinario. ¿Eso es una resurrección? Ningún laboratorio ha podido reproducir algo semejante. Se llegó a comparar con una explosión atómica.

-Muchas personas no creen que una sábana aguante casi 2.000 años.

-Hay telas de 4.000 años en museos egipcios. Y no tuvieron unos primeros años buenos.

-¿Qué le parece la exposición que está ahora en Sevilla y antes en Málaga?

-Yo la vi en Málaga. Es espectacular. No digo más.

-¿Y la que ha dirigido en Mairena del Aljarafe?

-Está realizada con pocos medios, aunque con gran rigor científico. Agradezco la ayuda que nos ha dado el Ayuntamiento.

-Investigó el fenómeno de los ovnis. ¿Ya no se ven?

-Siguen existiendo, sí, pero pasan desapercibidos. ¿Cuándo es el boom de los ovnis en España? En los años 70, en los años de la Transición… Ahora interesan el paro y la corrupción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios