Las cámaras de Cuevas del Becerro

l Cuevas del Becerro tiene sólo tres policías municipales que no pueden cubrir el municipio todo el día. Y han optado por una solución siempre controvertida, la instalación de cámaras de videovigilancia para tratar de disuadir a los ladrones, ya que sus movimientos serán controlados. Las que más llaman la atención son éstas colocadas en las farolas de entrada al pueblo que parecen dar una torva bienvenida a los visitantes. Pero están instaladas en más lugares, aunque los robos no se han acabado. Y mientras tanto, las habituales disputas entre defensores y detractores del sistema. Los que prefieren la seguridad por encima de cualquier otra circunstancia, que defienden el sistema, frente a los que consideran que la intimidad es lo primordial. Desde el Ayuntamiento afirman que sólo se visionan si se produce algún robo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios