"En este disco he mirado más mi propia biografía"

-¿Cuántos discos lleva?

-Nunca he llevado la cuenta. He estado en tantas discográficas y con tantos formatos que me resulta difícil saber su número exacto. Desde luego, algo más de 500 canciones.

-El nuevo, Solo o en compañía de otros, parecía una recopilación, pero quien lo escucha se asombra.

-En principio, pretendía juntar un puñado de buenas canciones que tenía dispersas en discos ajenos en los que había colaborado y que quería oír juntas en un disco mío. Discos colectivos como el homenaje a Neruda, donde canté su Oda a la tristeza, o de tributo, como los de Antonio Flores y Los Ángeles. La compañía me pidió algún tema nuevo y surgieron unos cuantos.

-¿Cuál es el secreto de Solo o en compañía de otros?

-Pienso que es un disco muy entretenido, con canciones muy variadas y que me permiten tocar estilos muy diferentes dentro del universo roquero.

-¿Hubo algún criterio a la hora de elegir los nuevos temas?

-No. He querido trabajar con material de gente a la que admiro. A la hora de escribir, esta vez he mirado más a mi propia biografía que a lo que la actualidad manda. Me he tomado un pequeño respiro.

-Hay quien relaciona una de las canciones, Memorias de la carretera, con el Miguel Ríos de hace 25 años. ¿Está de acuerdo?

-Escribí el tema y le mandé el texto al compositor Carlos Raya. Me devolvió una canción que tiene algo que ver con una forma de ver la música muy energética. En ese aspecto sí puede pertenecer a la misma banda sonora que explica mi vida.

-Otra canción es En el ángulo muerto, de José Ignacio Lapido.

-Lapido es una realidad y está reconocido por la crítica, la profesión y un público muy fiel, aunque no masivo, como un gran compositor y músico. Su banda 091 fue, durante una década, referente de calidad. Su último disco, Cartografía, es un discazo. Y si no está en las listas de éxitos no es por su culpa, sino por el descalabro por el que pasa la música inteligente en este país.

-También incorpora composiciones antiguas y dispersas en trabajos discográficos colectivos.

-He colaborado con muchos compañeros a lo largo de los últimos años. Para esta ocasión sólo he escogido canciones que tienen como denominador común el rock en sus diferentes manifestaciones.

-Y contiene versos de dos poetas: Neruda y Ángel González.

-Oda a la tristeza salió en un disco llamado Neruda en el corazón y es un tema original escrito para esa ocasión. Lo de Ángel González es un soneto musicado por Pedro Guerra, un sentido homenaje al poeta y amigo fallecido recientemente.

-Otro poeta, paisano tuyo, Lorca, va a ser desenterrado. ¿Qué opina?

-Espero que todo el mundo respete la intachable memoria del poeta y no traslade al barranco de Viznar el circo mediático habitual. En el caso de Federico, la dignidad tiene que anular cualquier tipo de morbo.

-¿Memoria histórica o sentimental?

-La memoria es lo que somos. Es imprescindible para entender al ser humano y no establezco distingos. Creo que debemos ser dueños de nuestra memoria y de los mecanismos que la preservan. No hay que tenerle miedo a la verdad.

-Cada vez que publica un disco nuevo alguien pregunta por su retirada.

-Cuando llegas a ciertas edades es lógico que la gente pregunte cuándo lo dejas. Se lo preguntan hasta a los Rollings.

-Pero facultades no le faltan. Ahora una gira. ¿Qué habrá más?

-Afortunadamente, me encuentro bien. Tengo suerte de que la voz sea una de las facultades que tardan más en deteriorarse. Pero no me gustaría sentirme viejo en un escenario. Haré una larga gira y después veremos...

-¿La crisis económica afecta a la música?

-A la música lo único que le falta es quedarse preñada, como diría el castizo. Pero quien debe preocuparse por la crisis son los trabajadores, músicos o no. Estamos viviendo la estrepitosa caída de un modelo injusto. Es increíble ver a los adalides del libre mercado ponerse a la cola del Estado con la gorra del pedigüeño.

-¿Tiene mucho futuro la profesión de cantante?

-El arte en general lo tiene difícil en esta época de mercaderes. Pero todo en la vida es cíclico y el Rock es un bumerang.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios