Absuelven por cuarta vez al presunto etarra Gorka Lupiáñez

  • Sólo cinco de los 14 procesados por actos de 'kale borroka' fueron condenados por la Audiencia Nacional.

Comentarios 1

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a cinco años de prisión a cinco de los 14 jóvenes procesados como presuntos autores de una decena de actos de ‘kale borroka’ que tuvieron lugar durante la fiestas de Galdakao (Vizcaya) en septiembre de 2000. Entre los nueve absueltos estaba el presunto liberado del 'comando Vizcaya' de ETA Gorka Joseba Lupiáñez Mintegi. Esta es la cuarta ocasión en la que Gorka Lupiáñez, arrestado en diciembre de 2007 en Berriz (Vizcaya), se libra de una condena.

Su primera absolución se produjo en junio de 2004 tras enfrentarse a 13 años de cárcel por los delitos de colaboración con banda armada y depósito de explosivos, al no quedar probada su vinculación con una serie de objetos encontrados en una lonja de Elorrio (Vizcaya). La segunda tuvo lugar el 27 de mayo de 2005, después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional le retirara la acusación de daños terroristas y estragos por el lanzamiento de 45 cócteles molotov, el 1 de enero de 2000, contra el cuartel de la Guardia Civil de Galdakao (Vizcaya). 

En junio de 2005, Lupiáñez fue absuelto por tercera vez por la Audiencia Nacional cuando se le juzgaba por daños terroristas y tenencia de explosivos a consecuencia de un ataque de 'kale borroka' perpetrado en Durango (Vizcaya) el 20 de octubre de 2000. En este caso se libró de la condena el entender el tribunal como ilícita la prueba de ADN que se le practicó a un escupitajo del acusado, ya que fue recogido del suelo por un 'ertzaina' que no tenía autorización judicial. 

En esta ocasión Lupiáñez se libra de la condena ya que los restos encontrados en el lugar donde se perpetraron los actos de terrorismo callejero no se encontró ninguna prueba que evidencie su participación. Lo mismo ocurre con otros ocho procesados (Javier Arrilucea, Asier Arriola, Endika Lejarcegi, Kepa Saratxaga, Gontzal González, Ekaitz Bilbao, Martín Echegaray y Aimar Hidalgo) a los que el tribunal también absuelve. 

Los cinco jóvenes condenados por kale borroka tendrán que cumplir una pena de cinco años de cárcel por los delitos de daños continuados (por los que se les impone tres años de prisón) y desórdenes públicos (por los que se les condena a los años de cárcel). Además, les declara responsables civiles de los daños causados, que se cuantificaron en más de 220.000 euros. 

Las sentencia considera probado que Andoni Beroiz, Urtzi Paul, Jon Crespo, Ugaitz Pérez e Iker Lima formaban parte del grupo de entre 20 y 30 jóvenes que en la madrugada del 16 de septiembre de 2000 dirigieron a la avenida Juan Bautista Uriarte de Galdakao y que, "ocultando su rostro", procedieron a "causar daños con mazas y palos y a lanzar artefactos contra los inmuebles ubicados" en esta calle. En las huellas y restos encontrados en el lugar de los hechos sólo se puede corroborar que entre los miembros de este grupo se encontraban los cinco condenados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios