Aguirre pide dimitir a Moliner por decir que un escrache está dentro de la libertad de expresión

  • La presidenta del PP madrileño pide al presidente del CGPJ que piense "qué le parecería que identificaran su domicilio en un momento en el que en España aún sigue activa una banda terrorista".

Comentarios 10

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, pide en un artículo en el diario ABC la dimisión del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, por decir que los escraches, si no son violentos, son "una manifestación de la libertad de expresión".

Aguirre considera que Moliner demuestra con esta afirmación "que no siente ningún respeto por el Estado de derecho" y eso "conduce inevitablemente a la necesidad de que abandone la alta responsabilidad que le ha sido encomendada" y "cuanto antes, mejor".

Defiende la presidenta del PP de Madrid que Moliner debe dejar su puesto "a alguien que sepa qué es eso que llaman escrache, que no haya perdido el sentido común y, sobre todo, que tenga claro qué es un Estado de derecho, y cómo eso, el Estado de derecho, es un logro de la civilización occidental".

A su juicio, un escrache es "acoso violento con gestos obscenos, palabras insultantes y actos amenazadores" contra políticos y sus familiares, y pensar que eso no es violencia es como considerar que solo se puede hablar de violencia y acoso sexual "cuando se consuma la violación".

Esperanza Aguirre propone a Moliner que piense "qué le parecería que identificaran su domicilio particular (en un momento en el que en España, aunque debilitada, sigue activa una banda terrorista), se lo empapelaran con insultos y que a su mujer, a sus hijos o a sus familiares más cercanos les gritaran cosas tan suaves como criminales, asesinos o hijos de puta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios