Consejo de Ministros

Aprobada la Agencia Estatal de Investigación, que asignará los fondos de I+D

  • El objetivo es dotar al sistema de ciencia, tecnología e innovación de una gestión "más flexible, ágil y autónoma". El PSOE considera una "burla a la comunidad científica" la aprobación sin consenso de una agencia que, a su juicio, "nace muerta".

Comentarios 0

El Consejo de Ministros ha aprobado la creación de la Agencia Estatal de Investigación, un organismo que se encargará de la financiación, evaluación y asignación de fondos para la investigación y desarrollo (I+D), y cuya puesta en marcha recogía la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de 2011. Dicha norma incluía la creación de este agente financiador de la ciencia sin aumento del gasto público y en el plazo de un año (2012). El objetivo de esta agencia es dotar al sistema de ciencia, tecnología e innovación de una gestión "más flexible, ágil y autónoma", ha señalado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha calificado esta creación de "hito fundamental en la ciencia en España" y ha detallado que su objetivo primordial es conseguir una financiación "más eficiente y flexible" y garantizar el control, con "un sistema estricto de rendición de cuentas". Según el ministro, tiene una serie de ventajas en comparación a la situación actual, entre ellas que la planificación será plurianual (hay muchos proyectos que van más allá de un año) con objetivos a medio plazo, lo que dotará de estabilidad a las convocatorias. Además, tendrá un sistema de evaluación independiente "ajustado a las mejores prácticas internacionales".

Dispondrá de 300 empleados (los recursos humanos y materiales son de la Secretaría de Estado de I+D+i) y gestionará aproximadamente un 75% del total de los recursos no financieros (unos 700 millones de euros). Este organismo se crea a coste cero, ha insistido De Guindos, y su puesta en marcha será en 2016. En un plazo no superior a 60 días se constituirá su órgano de gobierno, el Consejo Rector, que deberá nombrar como director -único responsable ejecutivo- a un investigador o tecnólogo con experiencia en la gestión de la I+D. De manera provisional, la dirección será asumida por la directora general de Investigación Científica y Técnica, Marina Villegas.

La Agencia gestionará las ayudas de la Secretaría de Estado y, además, tendrá capacidad para gestionar las ayudas de I+D de otros ministerios mediante convenios, y podrá sumar también la gestión de fondos privados. Actuará en coordinación con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), el otro gran agente financiador de la I+D+i, en su caso destinado especialmente al mundo empresarial (el CDTI para la innovación y la agencia para la investigación científica y técnica).

Con la creación de esta Agencia se da cumplimiento a la Ley de la Ciencia de 2011, Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2015 y Programa Nacional de Reformas, según una nota de la Secretaría de Estado. Asimismo, se establece un "modelo equiparable con los países punteros en ciencia" de la UE y se siguen las recomendaciones del Consejo de la UE y de un grupo de expertos de la Comisión Europea que auditó en 2014 del sistema español de ciencia, tecnología e innovación a petición del Ministerio de Economía y Competitividad.

De Guindos ha hablado de la Agencia como el "penúltimo hito" desde el punto de vista de la actuación en ciencia del Gobierno (ha enumerado otros como "poner al día" la deuda con el CERN -Centro Europeo de Física de Partículas-, conseguir que la tasa de reposición de empleo se haya elevado al 100% o fomentar la contribución del sector privado, "más retrasada en España"). En este sentido, ha apuntado que queda por aprobar el programa de gestión del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que "es en última instancia su plan estratégico". "Tras unos inicios difíciles afectados por la disponibilidad presupuestaria, la ciencia en España en estos momentos está en condiciones de hacer una aportación fundamental al crecimiento futuro de la economía española", ha subrayado el ministro.

El PSOE tacha de "burla" la Agencia de Investigación y cree que "nace muerta"

El PSOE ha calificado de "burla a la comunidad científica" la aprobación sin consenso de la Agencia Estatal de Investigación, que, a su juicio, "nace muerta". Así lo ha señalado la secretaria de Participación, Redes e Innovación, María González Veracruz. "Quedan 25 días para un previsible cambio de Gobierno" y la aprobación de la Agencia es "la antítesis de una política de Estado, que es lo que tendría que ser la ciencia", según González.

En este sentido, ha recordado que su partido se ha comprometido a llegar a un gran pacto por la ciencia y "ellos -el Ejecutivo- están imponiendo a 25 días del previsible cambio de Gobierno un modelo de agencia sin consensuar, dando la espalda a la comunidad científica". González, quien ha apuntado que este modelo está "muy alejado" del modelo del Consejo Europeo de Investigación (ERC), ha criticado que el director del organismo vaya a ser nombrado por el Consejo Rector en base solo a tres nombres propuestos por la Secretaría de Estado de I+D+i: "que se restrinja la elección a tres propuestas del Gobierno es una burla". Según la dirigente socialista, si su partido llega al Gobierno, se sentará con la comunidad científica para pactar un modelo consensuado.

Cosce pide que sea para los científicos e independiente del Gobierno de turno

Por su parte, el portavoz de la Confederación Estatal de Sociedades Científicas (Cosce), José Manuel Pingarrón, ha pedido que la Agencia Estatal de Investigación sea para los científicos y además independiente de los gobiernos de turno. El investigador celebra su aprobación, "aunque quizá algo tarde y en periodo preelectoral, un momento un poco inoportuno", porque según ha confesado, se trataba de "algo deseado y pedido por las sociedades científicas" "Veremos cómo se desarrolla por el próximo Gobierno (estaremos vigilantes desde la Cosce) y si permite que la ciencia en España mejore sustancialmente", ha subrayado.

Sobre el hecho de que se ponga en marcha a "coste cero" y con 300 empleados, el portavoz de la Cosce dice que este dato es "relativo" porque el organismo "subsume la dirección general de investigación y la agencia nacional de prospectiva". "En principio quizá sea lo que menos importa, lo más importante es la independencia de esa agencia con respecto al gobierno y los partidos políticos", ha insistido el experto. A su juicio, otra de las prioridades de la Agencia debe ser una planificación presupuestaria estable, porque "hasta ahora ha sido un problema".

Precisamente, la Cosce ha presentado este viernes a la comunidad científica y a varios partidos políticos el documento Decides, un plan de trabajo para el próximo decenio. "Es una guía de camino para el Gobierno que venga. Unas bases hechas por los científicos para promover la ciencia, y la transferencia de tecnología y de conocimiento", ha precisado. Entre otros puntos solicitaba la creación de la agencia ahora aprobada, que fuera "independiente" y  capaz de planificar un presupuesto plurianual, además de disminuir la complejidad burocrática con la que se enfrentan en la actualidad los científicos a la hora de obtener financiación para sus proyectos, y presentar la justificación económica de proyectos. "Siempre queremos rendir cuentas pero es necesario que haya instrumentos flexibles. Es necesario que se emplee más la Ley de la Ciencia y no tanto la Ley de Subvenciones. Que ésta sea más flexible con la investigación", ha sentenciado.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios