Blanco pide a Rajoy que "se relaje" y "no cuestione el Estado de Derecho"

  • El PP pide que Zapatero y Rubalcaba "asuman sus responsabilidades políticas" por el trato dispensado a sus militantes implicados en el caso de corrupción en Palma de Mallorca.

Comentarios 38

El ministro de Fomento, José Blanco, ha recomendado al presidente del PP, Mariano Rajoy, que "se relaje", "no cuestione el Estado de Derecho" y "no trate de desviar sus problemas acusando sin pruebas a los demás", en respuesta a las declaraciones de éste del pasado martes en las que acusaba al Gobierno de ser "responsable" de tratar "de manera diferente" a los militantes del PSOE y los del PP. Mientras tanto, la dirección nacional de los populares demandó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "que no se eternice la investigación y asuman sus responsabilidades políticas por los que allí ha sucedido".

En declaraciones a los periodistas, el ministro José Blanco acusó a Rajoy de "aplicar" el Estado de Derecho "según le conviene", en referencia a las acusaciones del presidente del PP en las que hacía al Ejecutivo "responsable" de los "inadmisibles e inaceptables" ataques de las instituciones a su partido, así como de las "infames" imágenes de los detenidos en el caso Palma Arena en las que aparecen esposados durante su traslado a los Juzgados de Vía Alemania.

Blanco entiende que el líder del principal partido de la oposición debe "relajarse", "no cuestione el Estado de Derecho" y no trate de desviar la atención de "sus problemas" acusando a los demás "sin pruebas". Así lo señaló en la sede de su Ministerio, tras reunirse con una delegación de responsables del Gobierno, el Congreso y el Senado de los Estados Unidos que se encuentran muy interesados en la red ferroviaria española.  

En cuanto al sobreseimiento de los acusados en la vertiente valenciana del caso Gürtel, el titular de la cartera de Fomento, instó al PP a que "no aplauda" las decisiones ahora para luego arremeter contra las decisiones de los jueces en actuaciones "presuntamente delictivas". Por lo que, se mostró tajante a la hora de exigir a los populares que no utilicen una "doble vara de medir".

"Responsabilidad" de Zapatero y Rubalcaba

Por su parte, el vicesecretario de Política autonómica y local del PP, Javier Arenas, explicó que el trato que se ha dado a militantes del PP en Palma de Mallorca ha sido una "barbaridad" y pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "que no se eternice la investigación y que asuman sus responsabilidades políticas por lo que allí ha sucedido". Así, comparó esta situación con la de las dictaduras y países no democráticos en las que se persigue a la oposición utilizado "a los policías y a los fiscales".

"Estamos hartos de la discriminación, de la desproporción y de las dobles varas de medir", acusó Arenas, quien aseguró que basta analizar lo que ha ocurrido con los detenidos por el caso Palma Arena y compararlo con el trato que la Fiscalía en Ibiza dio a responsables del PSOE o con los "saludos al tendido" que hacía el alcalde de Alcaucín (Málaga) cuando salía del Consistorio tras su detención.

Por estos motivos, hace "responsable" al presidente del Gobierno de crear "un clima irrespirable en la política española, que atenta contra el espíritu de la transición, el cual se ha respetado por todos los anteriores presidentes del Gobierno". E insiste en que el Ejecutivo "nunca puede ser portavoz de los fiscales, como ha sucedido con la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega".

No obstante, Arenas no descarta que su partido, que ya ha presentado denuncias por estas circunstancias en los juzgados, estudie presentar más en "el ámbito de instituciones españolas y europeas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios