CDC evita hablar de Estado propio pero exigirá el derecho a decidir

  • Crece la vía soberanista aunque no se hable abiertamente de independencia

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) no descarta ejercer el derecho a la autodeterminación en el marco de la apuesta del secretario general, Artur Mas, por el derecho a decidir. Así quedó transaccionado finalmente el texto que se incluirá en la ponencia titulada La aportación de Convergència a la refundación del catalanismo que se somete hoy a votación en la última jornada del XV congreso de la formación.

El equipo redactor de la ponencia y las juventudes nacionalistas pactaron una enmienda presentada que variará el redactado inicial para no descartar el "ejercicio efectivo del derecho a la autodeterminación de Cataluña" entre las cuestiones que CDC quiere someter a votación aplicando el derecho a decidir. La ponencia sí admitía ya desde un principio que priorizarán cuestiones relacionadas con las infraestructuras y con la financiación "sin descartar otras que puedan ser de interés".

Además, en otro punto de la misma ponencia en el que se establecen las acciones que Convergència llevará a cabo en caso de una sentencia del Tribunal Constitucional contraria al Estatut, se añade que CDC "siempre aspirará al reconocimiento nacional de la plena y completa soberanía de Cataluña". Pese a todo, los nacionalistas probablemente descarten autodefinirse como partido independentista.

CDC promoverá el ejercicio del derecho a decidir "sin más límite que la voluntad democrática expresada libremente y en paz del pueblo catalán" en la medida en que el Estatut reconoce que los poderes de la Generalitat emanan del pueblo de Cataluña. Ya el viernes, el equipo redactor de la ponencia, coordinado por Francesc Homs, llegó a un acuerdo con el impulsor de la Plataforma por la Soberanía, Víctor Tarradellas, para vincular el derecho a decidir con términos que ya se han aprobado en otros congresos del partido, como la soberanía plena y la nación libre.

El redactado prevé que CDC renueve "su compromiso para que Cataluña se convierta en una nación libre y soberana en la Europa del siglo XXI y en un mundo interrelacionado", todo ello "asumiendo la concepción de Estado moderno" de este siglo.

Fuentes del partido explicaron que quedan por analizar todavía algunas enmiendas de signo independentista. Incluso el propio Tarradellas no descarta mantener la enmienda que pretende sustituir "soberanía plena" por "Estado-nación". El viernes se rechazó una enmienda que pedía incluir el objetivo del Estado propio una vez superada la vía estatutaria. Esta enmienda apenas obtuvo el 10% de los votos de los 250 delegados que intervinieron en el debate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios