Cae en Holanda otro islamista de la célula desbaratada en Barcelona

  • El paquistaní Akeel Ur Rehman había solicitado el ingreso en el Servicio Catalán de Salud para inmolarse

El paquistaní Akeel Ur Rehman Abassi fue detenido el jueves por la Policía holandesa bajo sospecha de "preparar un ataque y formar parte de una organización terrorista". Ese mismo día, el juez de instrucción de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó el procesamiento de Rehmaan Abassi y los otros diez presuntos islamistas que formaban parte de la célula desarticulada en Barcelona en enero y que pretendía atentar contra el metro.

Akeel Ur Rehman Abassi había solicitado ingresar en el Servicio Catalán de Salud días antes de huir a Alemania con la supuesta intención de inmolarse, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Una copia de la solicitud de ingreso en la Sanidad catalana fue hallada en uno de los registros practicados en el barrio de El Raval.

Abbasi fue arrestado el jueves en Vught (Holanda) como consecuencia de una orden internacional de busca y captura dictada desde la Audiencia Nacional.

Según recoge el auto dictado por el juez Moreno, además de la copia de solicitud de ingreso en la Sanidad catalana, los guardias civiles hallaron en el registro de la vivienda de la calle de La Cera una fotocopia del pasaporte de Akeel Abbasi, una copia de solicitud de ingreso en el padrón municipal de Barcelona -fechada el 14 de enero- y una copia del carnet de la biblioteca Sant Pau i Santa Creu, en el barrio de El Raval.

Abassi ya fue detenido en Breda el 13 de marzo en el marco de la operación antiterrorista de Barcelona, pero días después quedó en libertad. Las autoridades holandesas abrieron contra él un proceso de expulsión por estancia ilegal en el país que todavía ayer seguía en marcha, informaron a Europa Press las citadas fuentes.

El paquistaní Akeel Abassi llegó a Barcelona en los primeros días de enero de 2008 procedente de Holanda, donde había pasado cuatro o cinco meses. Los otros tres presuntos suicidas ya se encontraban en la Ciudad Condal desde semanas antes.

Según los efectos encontrados en la vivienda de El Raval, Abassi inició los trámites habituales para comenzar a residir una larga temporada en la capital catalana. Sin embargo, poco antes de la operación, partió hacia Alemania con la orden de realizar un atentado suicida, coordinado con sus compañeros que se quedaron en Barcelona. Reino Unido y Portugal eran los otros países en el punto de mira de la red islamista.

El presidente del grupo del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, pidió ayer al ayuntamiento de la capital catalana que ejerza la acusación particular contra los islamistas detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios