Choque de Madrid y Berlín por el apoyo de una ministra alemana al ex 'president'

Alfonso Dastis. Alfonso Dastis.

Alfonso Dastis. / zipi / efe

Comentarios 5

No fueron bien recibidas por los miembros del Gobierno español las declaraciones la noche del viernes de la ministra alemana de Justicia, la socialdemócrata Katarina Barley, que calificó de "absolutamente correcta" la decisión de la Justicia germana en el caso de Carles Puigdemont y señaló que ahora España tendrá que explicar por qué lo acusa de malversación. "No será fácil", señaló al Süddeutsche Zeitung después de que el ex president fuera puesto en libertad.

"Los gobiernos no intervienen nada en este asunto", zanjó el jefe del Ejecutivo español ayer en Sevilla cuando le preguntaron si había hablado con Angela Merkel. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, tildó las palabras de la ministra germana de "desafortunadas" y explicó que la euroorden se estableció para que los países de la UE dejaran estas cuestiones "entre jueces", "separadas de las opiniones políticas".

Asimismo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió a los independentistas que Cataluña "no es un juguete", al tiempo que ha considerado que las rondas del presidente del Parlament, Roger Torrent, "cada vez se parecen más a una reposición de Verano Azul, con los mismos capítulos y los mismos personajes". El ministro de Justicia, Rafael Catalá, confía en que su homóloga alemana respeta también "tanto" el informe que emitió el fiscal como la decisión de los jueces.

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, advirtió que "si la euroorden no funciona", Schengen y la eliminación de fronteras entre países miembros "no tiene sentido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios