La Comunidad Valenciana cifra en 3.500 millones sus necesidades de financiación

  • La región pide 1.500 millones para cobertura de déficit y 2.000 por vencimiento de deuda para este año

El conseller de Economía de la Generalitat Valenciana, Máximo Buch, cifró ayer las necesidades de liquidez de la comunidad hasta finales de año en 3.500 millones de euros: 1.500 para la cobertura del déficit y otros 2.000 para cubrir vencimientos de deuda. Buch aclaró que ésta es su petición, aunque la cantidad que se adjudique a la comunidad desde el fondo de liquidez autonómico dependerá del número de regiones que lo soliciten.

"Nosotros sabemos el dinero que necesitamos de aquí a final de año", afirmó el conseller, para quien "se ha llamado rescate a un mecanismo de financiación que sustituye a otros que estaban funcionando", como la línea ICO de vencimientos. Según matizó, la aportación del fondo de liquidez autonómico a las comunidades es "un préstamo" y llamarle rescate sería "como llamar rescate a una hipoteca".

Respecto a la posibilidad de que el Gobierno imponga más condiciones a la comunidad presidida por Alberto Fabra, Buch defendió que los requisitos establecidos en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) son "muy duros", con el objetivo del 1,5% de déficit en 2012 y del 0,7% en 2013. "Hemos asumido este compromiso y lo tendremos que cumplir haciendo un importante esfuerzo", añadió.

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's decidió ayer mantener la nota de solvencia a largo plazo de la Comunidad Valenciana en BB con perspectiva negativa, dentro del grado especulativo o bono basura, después de conocerse la intención del Gobierno valenciano de adherirse al fondo de liquidez autonómica.

La Valenciana es, por ahora, la única comunidad que ha pedido acogerse al fondo de liquidez autonómico aprobado por el Gobierno. Murcia lo ha anunciado, pero no ha dado el paso oficialmente. La cantidad final que llegará a sus arcas dependerá de las peticiones que Madrid reciba de otras regiones y "del reparto" que haga el Gobierno de los 18.000 millones de euros con los que está dotado el fondo, 6.000 de los cuales son un préstamo de Loterías y Apuestas del Estado.

En Cataluña, con una deuda de 42.000 millones de euros y grandes problemas para encontrar financiación, la Generalitat sigue estudiando las condiciones del fondo de liquidez antes de decidir si finalmente se adhiere a él. Fuentes de la Consejería de Economía indicaron ayer que aún no se ha tomado una decisión, ya que antes quieren analizar con detalle cuáles son las condiciones de adhesión y qué repercusiones tendría para Cataluña solicitarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios