Un comando de ETA desplazado desde Francia ultimaba un gran atentado

  • La documentación intervenida al comando Vizcaya destapa que la banda iba a atacar en Guecho antes de fin de mes

La documentación intervenida por la Guardia Civil en la operación en la que fue desarticulado el comando Vizcaya el pasado martes en Bilbao permitió descubrir que un comando de ETA que se tenía que desplazar desde Francia iba a cometer un importante atentado en la localidad vizcaína de Guecho de forma inminente, según informaron a Vasco Press fuentes de la investigación. Los planes terroristas se descubrieron gracias a una carta intervenida en la vivienda de Aitor Kotano Sinde, vecino de Guecho que fue detenido en la localidad pontevedresa de Nigrán, a donde se había desplazado de vacaciones. El registro fue realizado durante la madrugada del miércoles donde se localizó una carta de ETA enviada, supuestamente, a Kotano en la que se le recomendaba que se ausentase de la dicha localidad ya que iba a cometerse un importante atentado.

El papel especificaba que se trataba de una "ekintza (atentado) fuerte" y que iba a ser cometido antes de fin de mes. Las fuentes consultadas señalaron que la acción terrorista no iba a ser llevada a cabo por el comando Vizcaya, con el que supuestamente estaba relacionado Kotano, sino por otro comando etarra que se iba a desplazar desde Francia para perpetrar el ataque.

Al cierre de esta edición no se conocían las características de esta acción terrorista, aunque se baraja la hipótesis de que pudiera tratarse de la colocación de un coche bomba, ya que Guecho, desde el año 2000, ha sufrido seis atentados con coche bomba. El último tuvo lugar el 19 de mayo, cuando ETA hizo estallar un vehículo cargado con 60 kilos de explosivos ante el Club Marítimo de El Abra.

Al tener conocimiento de los planes de ETA, el Ministerio del Interior dio aviso a la Consejería de Interior del Gobierno vasco, mientras que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, se lo comunicó al alcalde de Guecho, Imanol Landa, para que las autoridades locales tuvieran también conocimiento de la amenaza existente.

Sin referirse específicamente a estos planes terroristas, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que la operación contra el comando Vizcaya había servido no sólo para esclarecer atentados cometidos, sino para prevenir otros en fase de preparación. "Tenemos mucha información y tenemos que transmitir que no sólo hemos detenido a los culpables de algunos atentados, sino que sobre todo hemos evitado nuevos atentados", afirmó.

Mientras, la operación contra el comando Vizcaya "continúa abierta". De hecho, la Guardia Civil buscaba ayer a un vecino de Guecho que huyó de la operación.

Entre los objetivos de la Guardia Civil están también los terroristas responsables de las cuatro bombas que estallaron el pasado fin de semana en la costa cántabra. El dispositivo de vigilancia sobre los nueve arrestados ya era férreo en la noche del sábado al domingo, cuando presumiblemente fueron colocados los artefactos, y ninguno se desplazó para participar en su colocación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios