España y Reino Unido ratifican sus reformas, pero Rajoy pide más esfuerzo a la UE

  • El presidente español elogia "la enorme dignidad" del pueblo portugués y la "valentía" de su Gobierno, pero reiterado su llamada a Bruselas para seguir trabajando por la integración y avanzar hacia la unión bancaria y fiscal.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su homólogo británico, David Cameron, se han ratificado en sus reformas ante la crisis, pero el jefe del Ejecutivo español ha considerado que no bastan los esfuerzos de los países, sino que la UE debe hacer también más y de forma urgente.

Rajoy y Cameron, que ya se habían entrevistado en Londres y con motivo de otras cumbres internacionales, se han reunido por vez primera en Madrid, pero la agenda del encuentro se ha trastocado debido al fallecimiento de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher. Ambos han conocido esa noticia durante su reunión y Cameron, en vez de comparecer junto a Rajoy en rueda de prensa, ha decidido regresar de forma inmediata a Londres y anular el viaje que tenía programado a París para ver al presidente francés, François Hollande. Sí ha hecho unas breves declaraciones a la BBC en las que ha calificado a Thatcher de "gran líder" que "salvó al Reino Unido".

En la rueda de prensa que ha ofrecido Rajoy en solitario tras despedir a su homólogo británico ha informado de los ejes de su reunión con Cameron, entre los que ha destacado el económico, para subrayar que ambos se han reafirmado en sus "ambiciosos" programas de reformas y medidas de ajuste del déficit público. Pero ante la evolución de la situación en la zona euro y la decisión del Tribunal Constitucional de Portugal de anular algunos de los ajustes aprobados por el Gobierno luso, el presidente del Ejecutivo ha subrayado que no bastan los esfuerzos de los países y la UE debe asumir un esfuerzo "urgente y mayor".

Rajoy ha mostrado su respeto por esa decisión judicial y ha elogiado "la enorme dignidad" del pueblo portugués y la "valentía" de su Gobierno, pero ha reiterado su llamada a la UE para seguir trabajando por la integración europea y avanzar de forma "clara y nítida" hacia la unión bancaria y fiscal. Ha ido más allá a la hora de analizar la gestión del Banco Central Europeo (BCE), ya que ha pedido a la UE que se plantee si no es necesario aumentar sus competencias para equipararlas a las de otros entidades como la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de Inglaterra o el de Japón.

En relación con el futuro de la UE, Rajoy ha dicho que ha abordado con Cameron el debate que ha abierto sobre la posibilidad de que el Reino Unido abandone el club europeo. Rajoy le ha trasladado que observa ese proceso "con respeto" y ha subrayado que le alegra que él se haya manifestado "claramente partidario de la permanencia". Le ha transmitido igualmente su convencimiento de que, sin necesidad de ningún tipo de privilegio y manteniendo sus obligaciones, lograrán encontrar la forma de seguir siendo uno de los principales socios europeos tanto por el interés estratégico del Reino Unido y de los ciudadanos británicos como del interés de Europa en general.

Rajoy ha considerado que Gibraltar es el "principal diferendo" en la relación entre España y el Reino Unido y, ante ello, ha mostrado su absoluta disposición al diálogo sobre las cuestiones que les separan para lograr juntos "un nuevo marco efectivo" para tratarlas. Si han hablado poco de Gibraltar, no han mencionado en ningún momento el referéndum de independencia de Escocia y las aspiraciones soberanistas de Cataluña, según Rajoy. No obstante, el presidente del Gobierno ha insistido en que ambos casos son "absoluta y totalmente diferentes" y ha reiterado la necesidad de respetar la ley.

Mali y Siria han sido igualmente objeto de análisis en la entrevista y Rajoy ha recordado que España y el Reino Unido están cooperando en el primero de esos países para la restauración de la paz, la integridad territorial y la erradicación de los focos terroristas. También ha explicado que ambos observan con preocupación la evolución de la situación siria, con consecuencias cada vez más graves en el ámbito humanitario y regional, y que han acordado seguir trabajando en la UE para adoptar los mecanismos que faciliten la solución de la crisis y la cohesión de la oposición.

Rajoy, quien al inicio de la reunión ha mantenido una conversación con Cameron en inglés sin necesidad de traductor, ha recordado que no visitaba España un primer ministro británico desde 2006. Pero ha precisado que Cameron sí lo ha hecho como un turista más de los catorce millones de británicos que visitaron España el año pasado, un hecho que ha asegurado que contribuye a reforzar los lazos bilaterales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios