Feijóo sobre la foto con el narcotraficante: "Nunca firmé ni concedí contratos con empresas de este señor"

  • El presidente de la Xunta rechaza presentar su dimisión como han pedido los grupos de la oposición porque no ha hecho nada ilegal.

Comentarios 77

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho que las fotografías en las que aparece junto al condenado por narcotráfico Marcial Dorado "nada" tienen que ver con sus responsabilidades en la Xunta: "Voy a seguir dedicándome a la política y no me voy a amedrentar". Feijóo ha comparecido en rueda de prensa en el Parlamento gallego acompañado por el vicepresidente de la Xunta y secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda; el portavoz del grupo, Pedro Puy, y los dos portavoces adjuntos, para explicar, como también hizo el domingo, las fotografías publicadas por El País de hace unos veinte años y sobre cuya publicación fue advertido.

El presidente gallego ha subrayado que tiene la "conciencia muy tranquila" y que no tiene inconveniente en contestar preguntas, aplaudir comportamientos elogiables o criticar los censurables: "Seguiré diciendo lo que pienso durante toda mi vida política", aunque "hay a quien pueda resultarle incómodo". Como presidente del grupo parlamentario ha elegido la Cámara autonómica para abordar este asunto, del que previamente informó a sus diputados, que representan a la mayoría absoluta, ha recordado, así como al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y a la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

En cuanto tuvo conocimiento de las fotografías en 2003 informó tanto a Manuel Fraga, entonces presidente de la Xunta, como a Mariano Rajoy, con quien la noche del domingo trató el alcance y contenido de dichas fotografías. "Se han cumplido las advertencias que he recibido", ha continuado Feijóo, quien ha dicho no obstante que tiene la "suficiente tranquilidad en su vida profesional" para que después de cuatro años gobernando sólo hayan intentado amedrentarlo con unas imágenes de hace casi 20 años investigadas por la justicia sin "resultado". Ha insistido en que entre Dorado y él "no hay una amistad estrecha ni ancha, ni una relación directa", ha negado que el asunto tenga "nada" que ver con el PP, pues en el momento de tomarse las fotografías no militaba en el partido, y también ha reiterado que en sus responsabilidades al frente del Sergas o del Insalud no firmó ni decidió ni hizo ningún tipo de contrato con empresas de Dorado: "Nunca firmé, ni adjudiqué, ni concedí ningún contrato con ninguna empresa de este señor"

A su juicio, se trata de "unas fotografías que no van a dar más de sí" aunque, ha continuado, imagina que "se intentarán estirar", ante lo que ha insistido en que actuará con la verdad y no cambiará su forma de actuar, ni de expresarse en el ejercicio de su responsabilidad porque le queda "toda la legislatura" como presidente de Galicia, que es su "aspiración política". En todo caso, ha dicho que las imágenes no tienen "absolutamente nada que ver" con sus responsabilidades de gobierno ni con la Xunta sino que se dirigen "personalmente" contra él, y ha advertido, tras ser preguntado por eventuales acciones legales, de que "ponen en bandeja la difamación", por lo que si se utiliza en este sentido "preservará" su honor.

Ha asegurado no saber quién está detrás de estas fotografías pero ha agregado que supone que "serán los mismos que insinuaron que tenía algo que ver con actividades ilegales", que le "amenazaron" con la posibilidad de publicación en "varias ocasiones y en diferentes formatos" y que "algún partido político intentó hacer afirmaciones insidiosas". Preguntado por si sugiere que el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, es quien está detrás de esas imágenes, después de que en 2011 dijera que "Feijóo y el narcotráfico andan ahí-ahí", el presidente de la Xunta ha respondido que si quisiera hacer una "acusación explícita" con nombres y apellidos ya lo hubiera hecho, y ha añadido que no obstante hay hemerotecas y diarios de sesiones.

En relación a las peticiones de dimisión del PSdeG y BNG a raíz de estas fotografías, ha reiterado que si tuviera la "mínima duda" de que en su carrera hubiera hecho algo ilegal "estaría en una situación comprometida" pero, ha sostenido: "No lo he hecho". Por ello, y tras sostener que cuenta con el apoyo de su partido, ha explicado que si hubiera considerado las mismas como un "riesgo" no se hubiera presentado a liderar el partido en 2006 ni a presidir la Xunta desde 2009, pues sabía de ellas desde 2003. "Los gallegos son un pueblo inteligente y saben distinguir el grano de la paja. Voy a seguir dedicándome a la política y no me voy a amedrentar", ha advertido el jefe del Ejecutivo gallego, quien ha agregado que pese a "enemigos más o menos poderosos" va a seguir diciendo lo que piensa y actuando "sin miedo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios