Coalición Podemos-IU

Garzón garantiza que IU estará presente en la campaña electoral, haya o no confluencia con Podemos

  • El diputado de IU ve "natural" ir "en la lista por Madrid" y no quiere "esconderse en ninguna provincia", aunque se remite a las negociaciones con la formación 'morada'. Asume que solo habrá un candidato a la Presidencia.

Comentarios 9

El diputado de IU-Unidad Popular Alberto Garzón ha garantizado este lunes que las siglas de su organización estarán presentes en la campaña para las elecciones del próximo 26 de junio, si finalmente no hay acuerdo para la formación de un gobierno, independientemente de que se llegue a un acuerdo o no con Podemos. 

Garzón ha tenido oportunidad de tratar este asunto con el Rey dentro de la ronda de consultas que el jefe del Estado ha abierto con los representantes de los partidos políticos para explorar si existe la posibilidad de constitución de gobierno o firma la disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones. 

Según ha revelado el diputado de IU en la rueda de prensa posterior, el propio Felipe VI ha sido quien le ha preguntado por la confluencia de Podemos y se ha interesado por las distintas opciones de acuerdo que hay sobre la mesa. "Igual que cualquier ciudadano que nos pregunta por la calle", ha resumido.

Pacto entre iguales

En este sentido, ha asegurado que las negociaciones todavía no han comenzado, aunque podrían hacerlo esta misma semana ya que él dará por iniciada la campaña electoral el próximo miércoles si se confirma que no hay posibilidad de pacto y los secretarios de Organización de ambas formaciones -Pablo Echenique por Podemos y Adolfo Barrena por parte de IU- ya han hablado por teléfono y han quedado en volver a hacerlo para concretar una agenda de contactos si se confirma la vuelta a las urnas. 

Las posibilidades de ese acuerdo son "múltiples", según ha subrayado el diputado de IU-Unidad Popular, pero ya ha avanzado que tendría que basarse en un pacto "entre iguales", con el reconocimiento de las "pluralidades y diferencias" de cada formación. 

Dentro de este reconocimiento entran las siglas de IU, que Garzón ha asegurado que estarán presentes durante la campaña independientemente de que se reflejen o no en la papeleta electoral o en el nombre de la candidatura. Según ha señalado, la campaña podría basarse en actos comunes de Podemos e IU y otros diferenciados donde cada partido defienda las singularidades de su programa, "sus siglas y su identidad".

"Más cerca" del acuerdo

Garzón cree que se está ahora "más cerca" de llegar a un pacto con Podemos que el pasado 20 de diciembre, cuando no fue posible el acuerdo. Aunque ha insistido en que las negociaciones serán "difíciles", ha celebrado que Podemos ahora "entiende que se está en un escenario nuevo, ha aceptado reconocer a IU y entiende que se está ante condiciones nuevas". 

En ese escenario de negociaciones entra también el reparto de puestos en las listas, que Garzón ha pedido que sea "global" y no por circunscripciones. Además, ha defendido que "lo natural" es que él ocupe un puesto en la candidatura por Madrid, lo que le situaría en el número tres y relegaría al secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, al quinto puesto de la lista. 

En cualquier caso, ha asegurado que el proceso de negociación será "muy rápido" porque a mediados del mes de mayo acaba el plazo para registrar las coaliciones ante el Ministerio del Interior y se ha mostrado convencido de que una candidatura de confluencia podría quedar en segunda posición en las urnas, aunque su aspiración es "gobernar" el país. 

Garzón ha explicado que ese acuerdo tendría el objetivo político de evitar que el PP y Ciudadanos ocupen el Palacio de la Moncloa y cree además que podría suponer "un revulsivo" para la campaña electoral y combatir la "frustración" de la ciudadanía ante el "fracaso" de los políticos para formar gobierno. 

Un solo candidato

Garzón ya había reconocido  en una entrevista en la Cadena Ser que, en caso de que su formación se presente con Podemos, sólo puede haber un candidato a la Presidencia del Gobierno y que es el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el que tiene la "oportunidad de articular" tanto a los votantes de la formación 'morada' como a los que no lo son. "Es evidente que como cualquier coalición electoral al final, si se dan las circunstancias, sólo puede haber un candidato a la Presidencia del Gobierno", ha dicho Garzón. "Hay que admitir que Pablo Iglesias tiene la oportunidad de articular ya no solo a la gente de Podemos sino a la gente que no es de Podemos y que no queremos ser de Podemos", ha enfatizado.

En cuanto a él mismo, ya indicó que está sujeto a "la negociación" cuál va a ser la posición que va a ocupar en la listao si va a ir por alguna otra circunscripción que no sea Madrid, ya que es algo "muy concreto". De todos modos, ha apuntado que en esa coalición "habrá dos referentes" ya que Podemos tiene a Iglesias e IU-UP le tiene a él: "Yo seguiría siendo el referente de IU, aunque hubiera una confluencia". En este sentido, ha recordado que lo "natural" es que el candidato a la Presidencia del Gobierno es aquél que va en primera posición en la circunscripción por Madrid, porque así lo "reconocen" los ciudadanos aunque "técnicamente no sea cierto" ya que no existe la "figura" de ese candidato y ha señalado que la formación 'morada' debería tener en cuenta que él es una de los políticos más valorados y, por ello, no tienen por qué "esconderlo en ninguna provincia".

Por otro lado, ha aseverado que hasta el momento sólo ha habido "conversaciones exploratorias" acerca de la posibilidad de esta alianza y que las negociaciones "formales" no comenzarán hasta que no se convoquen oficialmente los comicios de junio. Sin embargo, ha matizado que esta posible coalición no es sólo con el partido de Iglesias sino de "todos aquellos" que se sentaron con el PSOE "en la mesa 'a cuatro' intentando formar un Gobierno que pivotara desde la izquierda".

Además, ha explicado que aún no se ha determinado si será una coalición, confluencia o alianza, porque no es "un problema semántico" sino una "colaboración electoral" en la que se "requiere del reconocimiento" de la identidad de todas las fuerzas que participen. Así pues, ha insistido en que de ningún modo se va a crear un nuevo "sujeto político", sino que tiene que ser una "coalición clásica". "Esa candidatura podría disputar perfectamente el Gobierno a Mariano Rajoy", ha subrayado, al mismo tiempo que asegurado que ésta podría ser la alternativa que "evite" que el PP gobierne con Ciudadanos, tal y como indican las encuestas.

Por último, ha descartado que las discusiones internas de IU sean por esta negociación con Podemos: "Hay disensiones políticas sobre lo que ha ocurrido en los últimos años". Es más, ha hecho hincapié en que esta fórmula de unión de izquierdas "cuenta con una mayoría implacable" que el propio coordinador federal, Cayo Lara, apoya, mientras que la opinión del diputado de Izquierda Unida en el Parlamento de Asturias, Gaspar Llamazares, es "casi individual". "Dentro de la legitimidad de las críticas y de las diferencias, es arrolladora la idea de que hay que ir a una confluencia bien hecha, porque si no se hace bien puede incluso restar, pero si se hace bien puede multiplicar", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios