Garzón concluye el sumario sobre Batasuna que instruye desde hace casi seis años

  • Dentro de esta macroinvestigación el magistrado procesa a 41 dirigentes de la formación ilegalizada.

El macrosumario 35/02 abierto hace ahora casi seis años toca a su fin. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha decidido poner el punto y final a esta investigación que instruye desde el 20 de agosto de 2002 y en la que se ocupa de la subordinación de Batasuna a ETA y su financiación a través de las 'herriko tabernas' gestionadas por la formación abertzale. Un sumario en el que el magistrado ha procesado a un total de dirigentes de Batasuna y en cuyo juicio, que no comenzará hasta dentro de un año, se juzgará por pertenencia a ETA, entre otros, al ex portavoz de la formación ilegalizada, Arnaldo Otegi, coordinador nacional del partido, Joseba Permach, o el también miembro de la Mesa Nacional de la formación, Joseba Álvarez.

Con el auto que pone fin a la investigación, se abre un periodo en para que la Fiscalía y el resto de acusaciones presenten sus escritos de calificación de los delitos presuntamente cometidos por los procesados. La conclusión de todos estos trámites, a los que hay que sumar los de presentación y admisión de pruebas, provocará que el juicio no pueda celebrarse hasta aproximadamente dentro de un año.

El macrosumario 35/02 ha estado en su mayor parte en manos de Garzón, salvo durante el año que el magistrado pidió excedencia para dar clases y estudiar en EEUU que pasó a manos de su sustituto el juez Fernando Grande- Marlaska. En estos más de cinco años y medio de investigaciones se ha llegado a la conclusión de que Batasuna no sólo forma parte de la organización terrorista ETA como brazo político, "sino como una estructura más del complejo político-violento diseñado para conseguir una finalidad concreta a través de la subversión y la alteración de la paz pública, cual es la autodeterminación de la denominada Euskal Herria".

La investigación se abrió a raíz de la detención hace seis años, en abril de 2002, de 11 personas acusadas de desarrollar un plan de financiación ideado por ETA a través de una red de ‘heriko tabernas’. Posteriormente, el juez Garzón decretó el embargo de 75 de estos locales y su administración judicial.

Varios de los momentos clave en este sumario se vivieron en 2005. En enero de este Garzón procesó por integración en ETA a 36 miembros de Batasuna y sólo un mes después procesó por el mismo motivo a tres dirigentes más, los ex parlamentarios de Batasuna Joseba Álvarez, Joseba Permarch y Josu Ternera. En junio de 2005 el juez Grande-Marlaska, que ya sustituía a Garzón, procesó en esta causa a Otegi y al ex parlamentario Jon Salaberria. En el sumario constaban también como imputados otros históricos dirigentes como Juan Maria Olano, Marije Fullaondo, recientemente detenida y el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga.

También hay que recordar que Garzón decretó la suspensión de actividades de Batasuna en agosto de 2002 por un periodo de tres años, dentro del proceso penal. En marzo de 2003, el Tribunal Supremo decretó la ilegalización del partido político tras concluir el proceso correspondiente en la denominada Sala del 61 del alto tribunal.

Muchos de los 41 dirigentes de la formación ilegalizada procesados están en estos momentos en prisión. Es el caso de Joseba Álvarez, Joseba Permach, Rufino Etxebarría, Karmelo Landa y Juan Cruz Aldasoro. Además, hay otros cuatro procesados sin fianza: José Antonio Egido, Santiago Quiroga, Antón Morcillo y Maite Amezaga y tres se encuentran a día de hoy en situación de rebeldía, los presuntos miembros de ETA Jon Salaberría, Josu Ternera y Joseba Imanol Cortazar, contra los que pesan órdenes de busca de captura también por otras causas.

Además, hay otros procesados en esta causa que se encuentran en prisión por otros motivos, como Arnaldo Otegi, que cumple una pena 15 meses de prisión después de que el Tribunal Supremo confirmara una condena de la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo con motivo de su participación en un homenaje al etarra José Miguel Beñaran, alias 'Argala'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios