Garzón no ve necesario prorrogar la suspensión de Batasuna

  • Hoy finaliza la prórroga de la congelación de actividades de la formación ilegalizada

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decidió ayer no prorrogar más la suspensión de actividades de Batasuna decretada en 2002 al entender que no es necesario al estar ya la formación ilegalizada por el Tribunal Supremo.

En un auto hecho público ayer, el magistrado explica que a pesar de no prorrogar la suspensión de actividades, que finaliza hoy jueves después de la prórroga decretada justo hace dos años por Fernando Grande-Marlaska, nadie podrá realizar ninguna actividad de índole orgánica, institucional, política, social o mediática en nombre de Batasuna. De lo contrario, el juez advierte que se podría incurrir en responsabilidades penales.

Además, declara "subsistentes las demás medidas cautelares adoptadas en esta causa en las respectivas resoluciones que afectan a las personas, bienes y entidades a las que se refiere esta causa, entre los que se citan los de índole económico-financiera y bancaria, los embargos, administración judicial y prohibición de disponer". Y esto seguirá siendo así, dice Garzón en el auto, hasta que Batasuna "no se desvincule clara y palpablemente de ETA". Mientras tanto, el ilegalizado partido continúa formando parte del entramado terrorista, aunque deja la puerta abierta a que Batasuna se desvincule de ETA.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ya está cerrando los últimos detalles para dar por concluido el sumario que investiga la financiación de ETA por parte de Batasuna a través de las herriko tabernas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios