Gürtel acorrala a Camps por la financiación irregular del PP

  • Los testimonios de los investigados en la trama valenciana vinculan directamente al ex presidente regional con el dinero negro

Comentarios 1

Siete jornadas de juicio a la trama Gürtel en Valencia han servido para aflorar testimonios y confesiones inesperadas sobre la financiación con dinero negro del PP en y para señalar a quien fuera su presidente regional, Francisco Camps.

Primero fueron los nueve empresarios acusados en el juicio los que reconocieron haber pagado algo más de 1,2 millones de euros para financiar ilegalmente al PP valenciano en las campañas electorales de 2007 y 2008. Después le llegó el turno al considerado líder de la Gürtel, Francisco Correa, quien, tras anunciar que colaboraría con la Justicia y pactar con la Fiscalía una sustanciosa rebaja de la pena, abrió la caja de Pandora.

Relató el presunto funcionamiento de esa financiación ilícita y apuntó a Ricardo Costa como el responsable del PP valenciano que los obligó a facturar trabajos a empresarios si querían saldar la deuda contraída con el partido por la organización de actos electorales. Su testimonio animó a confesar a sus compañeros de banquillo y también cabecillas de la trama, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, y causó tal revuelo entre los acusados que ambos solicitaron al juez un aplazamiento de 48 horas para replantearse su línea de defensa.

Intentaron sin éxito aparente pactar con la Fiscalía y Crespo siguió los pasos de Correa y corroboró su versión: "Me dijo que la deuda que tenía con nosotros se la íbamos a girar a otros empresarios", dijo en relación a Costa.

Pero no fue hasta que llegó El Bigotes cuando el nombre de Camps comenzó a resonar con más fuerza. "Esa persona era Francisco Camps", dijo el responsable de la Gürtel en Valencia en relación a quien le ordenó a Costa dar la instrucción de facturar actos a empresarios que tenían adjudicaciones con la Administración valenciana. Y no sólo eso, sino que El Bigotes sentenció que fue Camps quien "creó" el sistema de financiación irregular del PP valenciano.

Con estas revelaciones y cuando parecía que ya se había dicho todo del ex presidente valenciano, llegó Ricardo Costa y volvió a señalar a Camps, afirmando que éste encargó complementos (fuegos artificiales y una banda musical) en actos de campaña a los que acudió Mariano Rajoy por valor de 120.000 euros, que también corrieron a costa de empresarios. Sin embargo, Costa trató de desvincular a la dirección nacional de toda responsabilidad en el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios