Ibarretxe se compara con el Dalai Lama

  • El lehendakari ve incomprensible que "pueblos tan grandes" como China o España tengan "miedo" a otros "pequeñitos" como el Tíbet o el vasco.

Comentarios 31

Curiosa comparación con la que se descolgó el lehendakari, Juan José Ibarretxe. El líder del tripartito vasco, que recibió en la sede de la Lehendakaritza al director de la Casa del Tíbet en Barcelona, se equiparó con el Dalai Lama y afirmó que él respeta a España igual que el líder tibetano a China. Además, insistiendo en la comparación de marras, Ibarretxe señaló que resulta "muy difícil" comprender que "pueblos tan grandes" como China o España tengan "tanto miedo" a pueblos "pequeñitos, como el del Tíbet o el pueblo vasco" que además, aseguró, son "esencialmente pacíficos".

Tras recibir en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco en Vitoria al director de la Casa del Tíbet en Barcelona, el monje budista Thubten Wangchen, Ibarretxe quiso destacar, especialmente en unos momentos tan convulsos como los que en los últimos meses está viviendo el pueblo tibetano, que el Dalai Lama siempre afirma que "respeta profundamente a China". "Nosotros también, yo también coincido en esa apreciación. Yo también respeto profundamente a España y creo que es absolutamente necesario que en España se respete también la personalidad del pueblo vasco para avanzar", proclamó.

En este punto, Ibarretxe aprovechó para hacer un poco de autopromoción de sus aspiraciones soberanistas y señaló "a partir de ahí", de la base sólida que supone este respeto mutuo, se debe "negociar" de forma abierta y reiteró que "como presidente de este país" tiene su "brazo tendido" a la negociación con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. "Juntos negociaremos aspectos relacionados con el futuro del pueblo vasco", aseguró el lehendakari, que señaló "cada día que pasa es un día que perdemos para alcanzar acuerdos, para avanzar en ese camino de búsqueda de soluciones".

El lehendakari señaló además que es "muy difícil entender que haya pueblos tan grandes" como China y España que tienen "tanto miedo a pueblos pequeños y humildes como el Tíbet o el vasco", que son "esencialmente pacíficos". En su intervención, también agradeció las "enseñanzas" del pueblo tibetano en materia de defensa "pacífica" de proyectos políticos y de apuesta por "el diálogo y la negociación para resolver problemas", conceptos cuya asunción reclamó por parte de ETA y de la izquierda abertzale.

Por su parte, el presidente de la Fundación Casa del Tíbet de Barcelona denunció la persistencia de "la tortura brutal, la represión y la matanza" hacia los miembros de su pueblo y lamentó el "olvido" de las potencias occidentales hacia su pueblo, que atribuyó a su "miedo" al poderío económico de China. Interrogado sobre los Juegos Olímpicos del próximo verano, recordó que el Dalai Lama no es partidario del boicot, y se limitó a denunciar el bloqueo informativo al que las autoridades chinas han sometido las protestas tibetanas y la "represión" que están ejerciendo sobre los defensores de los derechos tibetanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios