Intentan entrar en Melilla ocultos en el salpicadero y bajo el asiento de un coche

  • A prisión dos españoles, naturales y vecinos de Melilla, de 22 y 36 años de edad, por tráfico de personas

Comentarios 8

La Guardia Civil ha localizado un vehículo en la frontera entre Melilla y Marruecos con dos inmigrantes subsaharianos ocultos en su interior, una mujer de 22 años y un menor de edad, en un automóvil ocupado por dos españoles naturales de Melilla que ya han ingresado en prisión por tráfico de personas. 

Según han informado un portavoz de la Comandancia de Melilla, los hechos se han producido en la Aduana de Beni-Enzar, al fiscalizar la Guardia Civil un vehículo marca Mercedes, modelo 220, de matrícula nacional, que accedía a la ciudad española procedente de Marruecos ocupado a primera vista únicamente por su conductor. 

El portavoz ha explicado que pese a la apariencia externa de normalidad, sin signos de manipulación y con ubicación de enseres, como alimentos de primera necesidad a la vista, los agentes actuantes lo sometieron a su inspección mediante "la máquina de detección de latidos", que dio resultado positivo, procediéndose al aseguramiento del conductor. 

De esta forma llegaron a un primer doble fondo localizado, en la zona del salpicadero, que tuvo que ser arrancado para proceder a extraer a la persona allí introducida, tratándose de una mujer, joven, de procedencia subsahariana, que presentaba dificultad para respirar y debilidad extrema, sin que pudiese sostenerse en pie, y a la que se le practicó primeros auxilios que conllevó su estabilización. 

Al continuar con el reconocimiento descubrieron un segundo doble fondo bajo el asiento trasero, donde iba un joven varón de la misma procedencia, que igualmente fue auxiliado a salir, presentando similares síntomas de debilidad y respiración agitada. 

Ambos inmigrantes indocumentados dicen proceder del África subsahariana, la mujer del Congo-Brazalille, de 22 años de edad, y el joven, que resultó ser menor de edad, de Mali, que ha pasado a disposición del Fiscal de Menores y posteriormente acogido por los Servicios Sociales de la Ciudad Autónoma. 

La citada fuente ha indicado que la investigación realizada determinó que las placas de matrícula que portaba el vehículo eran falsas y que habían procedido a troquelar el número de bastidor para tratar de evitar su identificación. No obstante pudieron determinar la verdadera y de esta forma continuar hasta la identificación de una segunda persona que ha sido detenida y puesta a disposición judicial al tener participación directa en los hechos. 

Los dos detenidos, ambos españoles, naturales y vecinos de Melilla, de 22 y 36 años de edad, han pasado a disposición judicial, decretando la autoridad judicial el ingreso en prisión del conductor y la libertad con cargos respecto del segundo, a los que se les imputa los supuestos delitos contra los ciudadanos extranjeros, conocido como "tráfico de inmigrantes", concurriendo la agravante en el tipo penal de realizarlo con un menor de edad, y el de falsedad documental. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios