Interior quiere dar blindaje jurídico a la Guardia Civil en la frontera con Marruecos

  • El Ministerio intenta arropar las acciones de los agentes en Melilla y Ceuta con argumentos legales

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó ayer que el grupo de trabajo creado para afrontar la inmigración ilegal en las fronteras de Ceuta y Melilla blindará las actuaciones de la Guardia Civil en estos puntos con argumentos legales para que sean incuestionables. En declaraciones a los medios en Sabadell (Barcelona), Fernández Díaz explicó que no se trata de adoptar nuevas medidas sino de "dar más seguridad jurídica a la actuación de la Guardia Civil para que no la pueda cuestionar nadie", al considerar que las discusiones y la división en torno a sus operaciones alientan a las mafias de tráfico de personas haciéndoles creer que lo tienen más fácil.

El grupo de trabajo está analizando toda la legislación española y comunitaria para apoyar el trabajo de los agentes a la hora de compatibilizar el respeto a los derechos de las personas con la impermeabilidad de las fronteras, para que en España se entre, "como en cualquier país, por los pasos habilitados fronterizos al efecto y de manera legal, no de manera violenta, masiva" e ilegal. "España no renuncia ni vamos a renunciar a que a nuestro país se entre de forma legal y de forma ordenada", reiteró el ministro, que se refirió al derecho y al deber estatal y europeo de controlar las fronteras. A su juicio, la solución pasa por que la Unión Europea (UE) "se implique bajo el principio de solidaridad y responsabilidad compartida" en ayudar a los países de origen y tránsito a luchar contra las mafias y a controlar fronteras como las de Ceuta y Melilla, que por ser frontera exterior de España también lo son de la UE.

Fernández Díaz recordó que la inmigración ilegal masiva "tiene sus raíces más profundas en las desigualdades injustas" entre los países de origen y de tránsito de los migrantes y los estados de la UE. "Nosotros solos no somos los responsables de las desigualdades y solos, evidentemente, ni podemos ni debemos" hacer frente a este problema, menos aún cuando entre los países que generan las desigualdades no está España, precisamente, entre los primeros.

Preguntado sobre el uso de extintores en las fronteras, el ministro indicó que "parece normal" aplicar esta medida ante el lanzamiento de prendas de vestir prendidas con fuego y arrojadas con finalidad agresiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios