España

Madrid y Caracas abren un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas, rotas desde enero

Comentarios 1

España y Venezuela anunciaron ayer en un comunicado conjunto que han decidido iniciar un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas, que se rompieron en enero con la expulsión de sus respectivos embajadores en Madrid y Caracas por la creciente tensión bilateral a causa de la crisis política en la nación caribeña.

Los ministerios de Exteriores indicaron en dicha nota que la restauración de las relaciones diplomáticas entre ambos países es "en beneficio de sus ciudadanos, que están unidos por estrechos vínculos que deben preservarse".

"Para ello, han convenido hoy el regreso en los próximos días de sus embajadores, con el fin de restituir los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos, en el marco del respeto mutuo y del Derecho Internacional", señalaron.

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, calificó ayer, por su parte, de "llamativo" que "sólo 15 venezolanos" obtuvieran asilo en España en 2017, a pesar del "notable incremento" de las peticiones que realizaron los ciudadanos de esta nacionalidad. En 2017, solicitaron asilo 10.350 venezolanos frente a los 3.960 que lo pidieron en 2016, es decir, un 160% más.

Durante una comparecencia ayer en el Senado ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos para analizar el proceso migratorio latinoamericano en España, el Defensor del Pueblo también recalcó que "ni a uno solo se le concedió la protección subsidiaria".

Fernández Marugán, que afirmó que a fecha 31 de diciembre de 2017 residían legalmente en España 45.869 venezolanos, puso sobre la mesa el "problema" del colectivo de pensionistas venezolanos residentes en España. Según manifestó, están "en situación de grave precariedad económica y riesgo de exclusión social" después de que el Gobierno de Venezuela haya suspendido el ingreso de sus pensiones desde enero de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios