Nuevo incidente de la diputada de Podemos Rosell en el aeropuerto de Gran Canaria

  • La Delegación del Gobierno en Canarias asegura que se negó a identificarse ante la Guardia Civil. La secretaria general del partido en las islas alerta de una "persecución impresentable e intolerable" a la parlamentaria.

La Delegación del Gobierno en Canarias ha acusado este lunes a la diputada de Podemos Victoria Rosell de haber protagonizado este fin de semana un segundo incidente en el aeropuerto de Gran Canaria al "negarse a identificarse" en el control de seguridad, algo que ella niega. La secretaria general de Podemos en Canarias, Meri Pita, ha denunciado que Rosell "es objeto de una persecución impresentable e intolerable en un Estado de derecho".

El delegado del Gobierno en las islas, Enrique Hernández Bento (PP), ha difundido hoy un comunicado en el que relata "el nuevo incidente" que, según la información que ha recibido, tuvo la juez en excedencia ayer, domingo, al pasar el control de seguridad del aeropuerto de Gran Canaria para tomar un avión. Según este relato de esos acontecimientos, que adelanta en su edición de este lunes La Provincia, Rosell "increpó" al auxiliar que en ese momento (sobre las 6.45) controlaba que los viajeros que pasaban a la sala de control llevaran su tarjeta de embarque, porque había un carrito con maletas en el pasillo de entrada.

Luego, añade el delegado, se tomó "como si fuera una burla" que le pidieran que separara su ordenador del maletín para pasar por el escáner, provocando un "incidente que paralizó el normal funcionamiento" de ese filtro de seguridad aeroportuaria. En ese momento, siempre según la versión de la Delegación del Gobierno, la juez en excedencia dijo que era diputada nacional, alegó que podía pedir la sala de autoridades y solicitó al guardia civil presente en el control que llamara al jefe de servicio. También demandó al agente que le mostrara su identificación profesional, a lo que el personal de seguridad respondió que fuera ella la que se identificara primero. "Ante la exigencia a la pasajera para que se identifique, esta contesta que no le da la gana, abandonando el control hacia la sala de embarque, teniendo que ser requerida en numerosas y reiteradas ocasiones para su identificación, intentando esquivar dichos requerimientos y al agente de la Guardia Civil sin detener su marcha", asegura la Delegación del Gobierno.

Finalmente, añade, "la pasajera entrega un documento mientras reanuda la marcha": su credencial de diputada y su DNI. El delegado del Gobierno asegura que este incidente quedó registrado en el Sistema de Gestión Operativo (SIGO) y de que él fueron testigos "dos auxiliares, cuatro vigilantes de seguridad y un agente de la Guardia Civil" de servicio en el aeropuerto. "Es mentira", ha contestado Rosell, que ha facilitado una grabación de audio realizada por otra pasajera presente en el mismo control en el que se escucha a un varón (presumiblemente el agente de la guardia civil) pidiéndole su documentación en tono cada vez más alto, mientras la diputada le replica: "No me chille".

En esa grabación se escucha cómo el agente le pide a Rosell que le acompañe a la oficina, ante lo que ella replica que su vuelo está a punto de salir y sigue caminando. Un poco después, se oye a la diputada dirigiéndose a un superior del guardia, al que se queja de que este le "ha quitado" sus documentos y le pregunta qué puede hacer, porque ella tiene que dirigirse ya a la puerta de embarque. Para el delegado del Gobierno, "actitudes como la protagonizada por Victoria Rosell no ayudan en nada a garantizar el adecuado cumplimiento de las medidas establecidas para mantener la seguridad de todos los ciudadanos, máxime teniendo en cuenta los especiales momentos que vivimos, situados en un nivel 4 de alerta antiterrorista, en el que los diputados y representantes políticos han de ser ejemplo y dar ejemplo, cumplimiento con los requerimientos de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Hernández Bento subraya que los últimos atentados terroristas perpetrados en varios países "han obligado a elevar la seguridad en los aeropuertos", estableciendo cautelas que "todos los ciudadanos y representantes públicos han de cumplir estrictamente", sin que la diputada Rosell "pueda esperar un trato distinto al del resto". El delegado dice que no comprende que una representante pública, "que además pone por delante su condición de diputada, se niegue a identificarse", porque la Guarida Civil y los servicios de seguridad del aeropuerto solo "persiguen mantener la seguridad de todos".

La diputada insiste en que ese relato "es mentira" y defiende que lo que pasó fue que el agente "se excedió" en su tono y quiso justificarse con un parte de hechos. "Pero, sobre todo, me parece indigno que el delegado del Gobierno se dedique a esto", añade. El representante del Ejecutivo central en las islas subraya que Rosell "protagonizó otro incidente en el aeropuerto de Gran Canaria en el mes de febrero, al exigir al personal de Aena el uso de la sala de autoridades", demandándoles "un trato privilegiado para el acceso a la zona de embarque". En aquel momento, Rosell también negó la versión de lo ocurrido que se publicó en los medios.

Podemos: "Rosell es objeto de una persecución impresentable e intolerable"

La secretaria general de Podemos en Canarias sostiene que los "ataques" contra Victoria Rosell se enmarcan en "una campaña brutal contra Podemos", que ella atribuye al miedo a que sus representantes lleguen al Gobierno, posibilidad ante la cual reciben "una paliza brutal en los medios de comunicación". A su juicio, hay sectores políticos que están en campaña electoral y "utilizan mecanismos de poder para ensuciar y enfangar, que es lo que habitualmente hacen en política".

Pita se ha manifestado preocupada "y casi asustada de que determinados poderes públicos se pongan al servicio de determinados poderes políticos, que están con una intención manifiesta de machacar a una ciudadana que se presenta y es candidata y diputada por Podemos". "Algunos que se manejan muy bien en el mundo del fango político pretenden ensuciar, y no van a poder, la imagen de Victoria Rosell, y su trayectoria como juez deja muy clara y evidente su lucha contra la corrupción y contra todo lo que supone ella en Canarias, ha dicho la secretaria general de Podemos en Canarias durante una rueda de prensa.

Pita cree que ese es el objetivo de determinados sectores políticos que "se sienten preocupados por su presencia y, quizás, por su (posible) asunción del Ministerio de Justicia" (el líder de Podemos, Pablo Iglesias, la postuló para ese cartera durante la campaña electoral en caso de que su partido llegase al Ejecutivo). "Es de juzgado de guardia" y "estamos realmente preocupados, estamos alarmados", ha apuntado la líder de Podemos en Canarias.

La secretaria general del partido en las islas ha precisado que estudian posibles acciones legales, aunque también considera que "en el proceso de acoso y derribo" que, a su juicio, mantiene el ministro de Industria y líder del PP canario, José Manuel Soria, "contra Victoria Rosell las cosas han ido poniéndose en su sitio". Pita ha llamado la atención sobre el hecho de que el periódico La Provincia publicase ayer la transcripción literal de la declaración que el empresario Miguel Ángel Ramírez hizo hace unos días ante el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, el mismo que dirigía hasta octubre Victoria Rosell. En esa declaración, Ramírez reconoce que él y otros empresarios financiaron hace tiempo proyectos empresariales de la actual pareja de Rosell, el periodista Carlos Sosa.

La Fiscalía de Las Palmas intentó averiguar si Rosell había actuado en esa instrucción, que investiga a Ramírez por posibles fraude a la Seguridad Social y Hacienda, condicionada por intereses personales de su pareja, en unas indagaciones que luego fueron archivadas por el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios