El PNV denuncia "el descrédito" de la Justicia

  • La AVT, que ejerció la acusación particular, celebra esta "nueva victoria sobre ETA".

La sentencia del macroproceso contra el entorno de ETA, que condena a más de 525 años de cárcel a 47 de los 52 procesados en el sumario 18/98 ha generado reacciones para todos los gustos. Para el PP se trata de otra victoria de la Justicia que marca "el camino" para acabar con el terrorismo, mientras que para el PNV es un paso más en otro camino, el del "descrédito social y la politización" de una parte de la Justicia. La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), que ejerció la acusación popular en el juicio se felicitó también por la sentencia de la Audiencia Nacional que calificó de "una nueva victoria sobre ETA". 

Por parte del PP, fue su secretario ejecutivo de Justicia, Ignacio Astarloa, el que expresó la satisfacción de los populares ante una sentencia por la sentencia de la Audiencia Nacional que supone, dijo, un "duro golpe para ETA", concretamente para las "entrañas" de la banda terrorista, y señaló que éste es el "camino para acabar" con la banda terrorista.

El dirigente popular, a través de un comunicado, alabó la labor que han realizado cientos de policías, fiscales y jueces que, según recordó, desde mediados de los años 90 "han estado trabajando para ver hoy una sentencia que significa un extraordinario golpe para la organización terrorista". Además, Astarloa destacó que uno de los grandes logros en la lucha contra ETA fue entender que "es una organización máximamente compleja, en la que, junto a pistoleros y encapuchados, existe un entramado con sus brazos políticos, económicos, culturales y sociales".

Muy distinta fue la valoración que de la sentencia de la Audiencia Nacional hizo el PNV que, a través de un comunicado, denunció la politización y el descrédito" de una parte de la Justicia, que parece "no tener vuelta atrás". La formación que dirige Iñigo Urkullu destacó que el juicio contra EKIN y KAS, "iniciado durante el mandato de José María Aznar" es un ejemplo de "procesos judiciales inspirados en motivaciones políticas y que se amparan en leyes, tales como la Ley de Partidos, norma puesta en tela de juicio hasta por lo tribunales internaciones", en referencia a la admisión a trámite por parte del Tribunal de Estrasburgo del recurso presentado por Batasuna contra su ilegalización. 

"Aberración jurídica" y "barbaridad judicial", fueron los calificativos que recibió la sentencia por parte de EA y Aralar que coincidieron en denunciar la motivación "puramente política" de la decisión de la Audiencia Nacional. 

Y, como era de esperar, también mostraron su descontento e indignación con la sentencia las dos marcas todavía legales de la izquierda abertzale, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y Acción Nacionalista Vasca (ANV). Esta última formación señaló que la lectura de la sentencia por el sumario 18/98 le ha recordado al "proceso de Burgos" -el juicio celebrado en 1970 contra varios detenidos de ETA- "en Euskal Herria vivimos un estado de excepción encubierto", aunque destacó que las ideas e ideologías "no se pueden ni ilegalizar ni encarcelar". 

Felicidad, por contra, en la AVT que ejerció en solitario la acusación popular en el macro juicio contra el entramado de ETA. La asociación que preside Francisco José Alcaraz se felicita al lograrse "desenmascarar y enjuiciar la red tejida por la banda terrorista ETA para controlar a sus bases y simpatizantes y obtener los recursos económicos y sociales para subsistir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios