El PP mantendrá su perfil de oposición porque "es lo que quieren los ciudadanos"

  • Ana Mato sostiene que Rajoy es un político "bien valorado" que despierta una confianza enorme".

Comentarios 1

La vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, asegura que el partido no cambiará su perfil de oposición a pesar de lo que indiquen las encuestas, ya que la estrategia marcada es "la que requieren los ciudadanos".

Así se ha expresado la dirigente popular en alusión al último barómetro del CIS, en el que, si bien el PP por primera vez en los últimos cinco años aventajaba al PSOE en estimación de voto, el presidente del partido, Mariano Rajoy, se quedaba estancado en la valoración de la ciudadanía (obtenía un 3,55 de nota). Además, un porcentaje del 10 por ciento de los votantes propios se mostraba disconforme con la estrategia que el PP pone en práctica como principal partido de la oposición.

Para Ana Mato, "la imagen de Rajoy está absolutamente considerada" y es un político "bien valorado" que, como certifica la victoria de los populares en Galicia y en las europeas, "despierta una confianza enorme".

Como quiera que el citado sondeo "desvía el resultado de la valoración de Rajoy", Mato opina que la encuesta del CIS se caracteriza por "un sesgo a la izquierda importante", ya que además otorga a su partido una ventaja sobre el PSOE más exigua de la que hay en realidad, según los análisis de los estrategas de la sede nacional de los populares, en la madrileña calle Génova.

El Partido Popular, por todo ello, no diseña su estrategia en función de lo que dicten los sondeos. "No trabajamos a golpe de encuestas", corrobora Mato. "Tenemos las ideas claras. Y seguiremos defendiendo alternativas, criticaremos lo que hace el Gobierno, aunque no hace falta porque su gestión se cae por su propio peso", declara. Y concluye: "No vamos a cambiar la oposición, la alternativa, la crítica y el control al Ejecutivo, porque es firme, es la que los ciudadanos requieren".

A su juicio, el PP "va ganando la confianza" de la ciudadanía en unos parámetros incluso mayores que los que apunta el CIS, institución a la que ha criticado por ofrecer encuestas "muy sesgadas siempre a favor del PSOE". "Alguien tendrá que dar explicaciones", sentencia.

Con ilusión afrontará el Partido Popular las elecciones autonómicas y locales de 2011, en las que ya trabaja el equipo coordinado por Ana Mato: en septiembre Rajoy se reunirá con los presidentes provinciales de la organización para avanzar en la designación de los candidatos.

El PP pondrá en marcha una campaña casi igual a las de las elecciones gallegas y europeas, de "mucha cercanía a los ciudadanos", ha afirmado Mato para recalcar la diferencia que a su entender hay ahora entre populares y socialistas: mientras Rajoy conoce los problemas de la gente, Zapatero "no sabe lo que está pasando".

Sus candidatos serán políticos conocidos y preparados, en tanto que los esfuerzos se centrarán en aquellas comunidades en las que el PP no gobierna, sobre todo Castilla-La Mancha, donde María Dolores de Cospedal aspira a arrebatar la Junta al PSOE, y Extremadura, pues la dirección nacional confía en las opciones del presidente regional, José Antonio Monago.

Y el PP afrontará los comicios de dentro de dos años como un partido unido. Según ha señalado Mato, "no hay contradicciones" ni "discrepancias" en la formación, como tampoco las hubo en la reforma de la financiación autonómica.

"No hay ninguna contradicción en este asunto", recalca la dirigente del PP antes de incidir en que su partido, como "partido nacional", no podía dar el visto bueno a un sistema que favorece a unas comunidades autónomas y perjudica a otras, como Madrid, cuya presidenta, Esperanza Aguirre, dice, "siempre ha estado de acuerdo con el PP". "Aunque entiendo su posición en contra del modelo" por los perjuicios a los madrileños que entraña el sistema, añade Mato acto seguido.

Y termina así: "Decidimos la abstención -en el Consejo de Política Fiscal y Financiera- porque hay que buscar una posición común en el partido, como siempre ha habido, y porque al final, cuando tienes responsabilidades de Gobierno en una comunidad autónoma, se necesita el dinero; pero en el ámbito nacional el sistema no beneficia a los españoles". Mato, además, confirma que el PP, si llega al Gobierno, cambiará las directrices del modelo.

Respecto a la situación económica, la responsable de Organización del PP cree que la recuperación no se producirá pronto y que más que "brotes verdes", los indicadores económicos demuestran que "los brotes están quemados". Mato, además, ha negado que su partido haya interferido en la ruptura del proceso de diálogo social. "Es una absoluta chorrada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios