Quintana asegura que no había disturbios cuando le dispararon los Mossos

Comentarios 1

Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo durante la huelga general de noviembre de 2012 presuntamente por un disparo de los Mossos d'Esquadra, aseguró ayer en su declaración en el juicio que cuando dispararon la pelota de goma, la situación estaba "tranquila" y sin altercados en esa zona. Éste es el mismo argumento que sostiene también la Fiscalía en su escrito de acusación, en el que pide dos años de cárcel para un policía y el subinspector que presuntamente ordenó disparar: que la situación tras la manifestación "no requería en modo alguno el disparo de pelotas de goma y podían servirse otros medios menos lesivos".

Quintana relató que la manifestación había acabado una media hora antes y que había altercados en otra zona, pero no a la altura del Paseo de Gracia con la Gran Vía, donde se produjo el disparo. Asimismo, varios testigos que se encontraban cerca cuando Quintana fue herida reconocieron ayer que los Mossos efectuaron disparos, aunque sin precisar si eran salvas o con munición, pese a que no había alborotos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios