Rajoy acepta debatir con Zapatero "sólo en televisiones independientes"

  • El líder del PP rehúsa un cara a cara con el presidente en TVE porque considera que "no garantiza la pluralidad", pero lo propone hasta en tres cadenas privadas

"Nos hemos acostumbrado, no hay una semana sin Rajoy en Andalucía". Quien habla es el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, que con estas palabras enfatiza el protagonismo que ha adquirido en la estrategia de los populares la comunidad andaluza, la región en la que se disputarán más escaños de cara a las próximas generales, 61 de los 350 asientos del Congreso de los Diputados, y que como jefe de la oposición ha visitado ya en más de 100 ocasiones durante tres años y medio.

Consciente del impacto electoral de Andalucía, donde se ha prodigado en anuncios políticos y en titulares de prensa, y consciente, especialmente, de la aparente igualdad de fuerzas entre PP y PSOE que acreditan las encuestas, Rajoy eligió ayer Sevilla para subir la apuesta que la víspera lanzó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de celebrar en campaña un cara a cara en televisión que no acontece desde el debate entre Aznar y González de 1993 y que se antoja decisivo para romper el equilibrio. Rajoy le respondió con otro reto: en lugar de un solo debate en TVE, que rechazó y que en su opinión "es insuficiente", propuso tres fijando temática y canales.

"A mi me gustaría que se hicieran tres debates por televisión, que serían en Antena 3, Telecinco y Cuatro, para garantizar el máximo de pluralidad informativa", dijo excluyendo a TVE porque, a su parecer, "no garantiza la pluralidad, y en estas condiciones prefiero ir a las televisiones independientes". También puso sobre la mesa los temas a discutir: "Un debate sobre el modelo de Estado, otro sobre terrorismo, seguridad e inmigración, y un tercero económico". Lejos de ser arbitraria, la temática seleccionada encaja con lo que el PP cree los tres grandes errores de la legislatura de Zapatero y de los que, piensan, pueden sacar réditos electorales.

Respecto a la oferta de Zapatero de no limitar los debates a ambos líderes y abrir su propuesta televisiva a otros miembros del PSOE y del PP, Rajoy recogió el guante e ironizó sobre el abanico de dirigentes socialistas que el jefe del Ejecutivo obvió cuando lanzó su oferta: "No se por qué ha excluido a José Blanco, Magdalena Álvarez o Miguel Ángel Moratinos del debate de equipos".

Poco después de la rueda de prensa que ofreció en el Hotel Occidental, Rajoy pronunció una conferencia en un foro del periódico Abc, en la que sintetizó los desafíos políticos y los objetivos de futuro de su partido y que aportó dos novedades. De un lado, el anuncio de que si gana subirán las pensiones más bajas, "que serían la máxima prioridad del gasto público" de su gabinete y, de otro, los cuatro acuerdos nacionales a los que se comprometió, entre los que destaca el pacto para "derrotar el terrorismo" que incorpora la esencia de la triple moción que el PP llevó al Congreso y que la Cámara rechazó ayer, a saber: que no se negocie con ETA, que se ilegalice ANV y que los delitos no prescriban.

En un coloquio posterior, anunció que si necesita apoyos para gobernar su primera llamada será al PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios