El Rey augura "tiempos duros" al despedirse del Gobierno

  • Don Juan Carlos obvia la polémica alrededor de su yerno en el almuerzo que compartió con el Ejecutivo socialista en funciones entre vivos elogios de Zapatero al Monarca.

Comentarios 1

El Rey advirtió ayer, en el brindis del almuerzo de despedida al Gobierno en funciones ofrecido en el Palacio Real, que "vienen tiempos muy duros", en los que los españoles tendrán que "ganar la batalla al paro" y "consumar la victoria definitiva" sobre el "cobarde y estéril" terrorismo.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció a don Juan Carlos y a la Corona su compromiso con España, en apoyo del "interés general de los ciudadanos", y el "cumplimiento estricto de sus funciones constitucionales".

Los Reyes y los Príncipes de Asturias ofrecieron el tradicional almuerzo de despedida a los integrantes del Gobierno en funciones en el Comedor de Diario del Palacio Real, donde, junto a Rodríguez Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, acudieron todos los ministros del Ejecutivo saliente, tres de ellos con sus cónyuges: Manuel Chaves, Ángel Gabilondo y Valeriano Gómez.

En sus palabras de despedida a Rodríguez Zapatero y su último Gabinete, don Juan Carlos agradeció a todos ellos el tiempo que han dedicado a desarrollar una "labor difícil" y les pidió que, en el futuro, no dejen de dar lo mejor de sí mismos por el bien común, con sentido de Estado y en favor del interés general.

Tras recordarles que cuentan con el apoyo de la Corona, el jefe del Estado concluyó esta breve intervención con sus mejores deseos para los integrantes del Gobierno y sus familias en la nueva etapa que se abre ahora para ellos.

Rodríguez Zapatero agradeció las palabras del Monarca y, después de dejar claro que a su Gobierno nunca le ha faltado el aliento de la Corona, quiso destacar que una de las mejores experiencias de su mandato -especialmente en los últimos días- ha sido despachar con don Juan Carlos y conocer la importante tarea que desarrolla y cómo cumple con ella. En este contexto, elogió al Rey como figura clave en la Transición.

Durante el almuerzo, don Juan Carlos estuvo flanqueado por Sonsoles Espinosa -a cuya derecha se sentaba el Príncipe- y la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, y doña Sofía por Rodríguez Zapatero -sentado a la izquierda de doña Letizia- y el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves.

El menú estuvo compuesto por crema de alcachofas con huevo de codorniz y arroz salvaje, lomo de lubina al aceite de perejil con pasta y pastel de yogur con helado de mandarina, regado con vino blanco, tinto y cava.

Ayer fue el primer día en que se pudo ver a don Juan Carlos sin gafas de sol desde el pasado 22 de noviembre, cuando un pequeño accidente doméstico le causó un hematoma en el ojo izquierdo.

Los Reyes han ofrecido almuerzos de despedida a todos los jefes del Ejecutivo salientes, con la diferencia de que, en el caso de Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo, la invitación se cursó a los presidentes del Gobierno con sus esposas y fue a partir de Felipe González cuando se extendió a todos los integrantes del Gabinete de turno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios