pugna por el liderazgo socialista

Los 'pedristas' ponen en entredicho la imparcialidad de Mario Jiménez

  • Los partidarios de Susana Díaz acusan al equipo del ex secretario general de "sembrar de dudas" el proceso de primarias.

Margarita Robles. Margarita Robles.

Margarita Robles. / EFE

Comentarios 1

El declarado y evidente susanismo del portavoz de la gestora, Mario Jiménez, ha sembrado de recelo en as filas de la candidatura de Pedro Sánchez. A juicio de los partidarios del ex secretario general, el papel del andaluz en la maquinaria que pondrá  en marcha el proceso de las primarias puede ser determinante. Esta desconfianza fue expresada este martes por la diputada socialista Margarita Robles -aunque independiente adscrita al no es no de Sánchez-, que defendió que "la apariencia de imparcialidad es muy importante".

El dardo tenía un destinatario claro. "Quizá Mario Jiménez, que es también portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía, no debería ser el encargado de llevar todo este proceso", argumentó la presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso. Robles considera que el socialista onubense no es el más idóneo para responsabilizarse de la organización de preparación previa de las primarias del partido.

"Para que no haya ninguna duda, sería bueno" que en estos momentos esa función en el seno del PSOE no recayera sobre Jiménez, insistió Robles, quien al tiempo que se afanó en asegurar que no duda de la "imparcialidad" de Jiménez, recomendó que éste debería "cuidar esa apariencia" y "que fuera otra persona la que llevara todo este proceso previo a las primarias".

Robles activó la espoleta de las reacciones en el bando de la presidenta andaluza. Varios compañeros del partido, y de la bancada socialista en el Congreso, mostraron su enojo. Entre ellos, la también andaluza y vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro, para quien "no puede ser" que se ponga "en entredicho" cualquier cuestión de las primarias o a "cualquier persona que forme parte de un órgano del partido". "Hay que ser serios", agregó Navarro, que emplazó a Robles a ser "respetuosa con las reglas y las normas" de las que se dota el PSOE para su funcionamiento interno.

Al igual que Navarro, el secretario general del grupo socialista, el malagueño Miguel Ángel Heredia, también pidió a Robles que deje de sembrar "dudas infundadas" sobre la imparcialidad de Jiménez. "Sorprende que alguien que no forma parte de nuestra organización se permita el lujo de hacer comentarios sobre su funcionamiento interno", censuró Heredia.

Para el ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, por su parte, sería deseable que todos acepten las reglas del juego y que no se empiece a deslegitimar el proceso. De lo contrario, alertó, se puede dar la impresión de que "algunos se quieren poner la venda antes de la herida y quieren entorpecer o explicar que hay problemas en el propio proceso para, tal vez, justificar alguna postura extremista en caso de que el resultado no sea el que ellos desean".

Barreda pidió sensatez y tranquilidad también al resto de los diputados, algunos enfrentados en las redes sociales, y subrayó que "convendría que las aguas permanecieran en el cauce". "No tiene por qué haber divisiones en el sentido de enfrentamiento", reclamó el diputado castellanomanchego, que tiene la sensación de que hay una mayoría dentro del grupo parlamentario que prefiere a Díaz, como secretaria general del partido.

Uno de ellos es el también diputado de Castilla-La Mancha José Miguel Camacho, quien admitió públicamente su apuesta por Díaz, al considerar que "es la mejor opción en estos momentos". "Es una persona que ha demostrado ya que sabe gobernar y que sabe también dirigir el partido y yo creo que es lo que necesitamos en este momento", destacó.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios