Rubalcaba pide a Rajoy que concrete sus recortes

  • El presidente del grupo socialista ofrece colaboración al próximo presidente del Gobierno pero reclama que explique cómo ahorrará los 16.500 millones que ha anunciado en su discurso.

Comentarios 4

El presidente del grupo socialista en el Parlamento, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido al próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aclare si va a subir el IVA y si reformará el sistema de pensiones como parte de sus medidas para lograr reducir el déficit en 16.500 millones de euros en 2012. En el debate de investidura en el Congreso de los Diputados, Rubalcaba, ha criticado que Rajoy se opusiera con "uñas y dientes" a la subida del IVA que hizo el gobierno socialista y que ahora diga en el Parlamento que "quizá" lo suba "próximamente".

Rubalcaba también le ha pedido que explique lo que significa que la pensión sea mas proporcional a las cotizaciones y le ha recriminado que se opusiera a la reforma del sistema de la Seguridad Social y ahora pretenda acercar la edad real de jubilación a la edad legal. "No sé si dice la legal que ya son 67 años u otra o si usted va a cambiarla y retroceder a los 65 años", ha aseverado, tras preguntarle cómo va a "conjugar" los miles de millones necesarios para paliar el déficit y "cuándo va a dar las malas noticias".

El portavoz socialista ha advertido al nuevo presidente que sólo con un ajuste social "no llegamos" a la consolidación fiscal y a recuperar el crecimiento de la economía, ya que una política de consolidación fiscal excesiva conduce al "estrangulamiento". Asimismo, ha señalado que la reforma del sistema financiero debe ser "cuanto más rápida mejor" y que habrá que discutir si se establece o no un banco malo para los activos tóxicos procedentes del sector inmobiliario. En lo que ha sido claro es en que "no debe haber fondos públicos para los que especularon y les ha salido mal", sobre lo cual ha pedido a Rajoy que se pronuncie.

Rubalcaba se ha mostrado a favor de firmar con el Gobierno y los agentes sociales y los partidos políticos un gran Pacto por el Empleo, que implique rentas públicas y privadas, y en el que estén también las administraciones públicas. Ha advertido a Rajoy de que antes de "cargarse" la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "que tiene pocos meses" explore sus potencialidades y le ha pedido que mantenga la paz social. Rubalcaba ha asegurado que un contrato único no resolverá el problema del mercado laboral, al tiempo que ha añadido que el PSOE se opondrá a que el nuevo Gobierno resuelva la dualidad contractual, que ha calificado de indeseable", "haciendo a todos los trabajadores temporales". Asimismo, le ha preguntado si la simplificación de contratos que propone supone pagar salarios por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. Sobre los recortes y ajustes en materia sanitaria, en educación y en dependencia le ha pedido que garantice la Seguridad Social básica, porque son sectores que "crean empleo y dan confianza".

El portavoz socialista ha apostado por "más Europa" ya que hay que atacar la crisis a nivel mundial y hasta que no se resuelva a nivel europeo España tendrá problemas para salir adelante. En este sentido, le ha recriminado que no mencionara en su discurso al Banco Central Europeo y que sea el único español al que "no le preocupa la prima de riesgo". No obstante, Rubalcaba ha valorado que Rajoy haya reconocido por primera vez que la crisis no es sólo "hispana" y que afecta a todo el mundo.

Rajoy asegura que no tiene intención de subir los impuestos

Rajoy ha respondido a Rubalcaba que no tiene intención de subir los impuestos, ya que considera que "no es lo más razonable" dadas las dificultades que están atravesando las empresas y ciudadanos españoles. El líder del PP ha insistido en que el cumplimiento del objetivo de déficit público del 4,4% del PIB será la directriz principal que seguirán los Presupuestos Generales del Estado que tiene previsto presentar antes de que finalice el primer trimestre. No obstante, ha dicho que antes de concretar los planes presupuestarios, esperará a conocer las previsiones macroeconómicas que la Comisión Europea publicará en enero. En línea con esas previsiones, su Gobierno elaborará el cuadro macroeconómico para el próximo año y a continuación fijará el techo de gasto presupuestario, la base de los presupuestos generales. Según ha dicho, hasta que no se sepa cómo van a quedar los ingresos y gastos de 2011, será difícil hacer planes concretos.

Además, Rajoy ha dicho que no se da por aludido cuando el PSOE le acusa de querer desmantelar el Estado de bienestar. Rajoy se ha referido a las advertencias de Rubalcaba, primero para destacar que si alguien cree con fuerza en la igualdad de derechos y de oportunidades de todos los españoles, vivan donde vivan, es él. Lo ha dicho con un punto de ironía: "Si hay algún convencido de la igualdad de derechos entre españoles, créanme que ése soy yo, creo firmemente en eso, y ustedes -los socialistas- también pueden creer, pero yo también". Acto seguido, el líder del PP ha comentado: "Cuando oigo hablar de desmantelamiento del Estado de bienestar, no me doy por aludido".

Sin embargo, ha lanzado una reflexión a los diputados, a todos, pues, según sus palabras, para que haya en España un Estado de bienestar saludable y vigoroso, que garantice los mismos derechos a los españoles, es "necesario que el Estado disponga de más ingresos". Precisamente ahora la cuenta de los ingresos en el país no atraviesa su mejor momento, de hecho ha caído en índices considerables, y por ello Rajoy ha propuesto esta reflexión con el objetivo de tener "una mejor sanidad, una mejor educación y mejores pensiones". El esfuerzo que hay que afrontar para ello consiste básicamente en recuperar las tasas de cotizantes y pensionistas. Según ha señalado el próximo presidente, lo fundamental para retomar los ingresos de hace años es crear puestos de trabajo. Tras insistir en que hay que atajar el alto porcentaje de prejubilaciones que se da ahora, Rajoy ha abogado también por luchar contra el fraude fiscal, la economía sumergida, el fraude en cotizaciones y en la prestación por desempleo.

El Gobierno de Rajoy mantendrá la edad de jubilación a los 67 años

El próximo presidente del Gobierno ha asegurado que no cambiará la ley de la reforma de las pensiones que fija la edad de jubilación a los 67 años porque es un compromiso asumido por España ante la Unión Europea. "No voy a cambiar la ley porque una de las obligaciones que tengo como gobernante responsable es asumir los compromisos que fuera ha asumido el gobierno de la nación y en el programa de estabilidad del Reino de España está este compromiso", ha aseverado.

Rajoy ha argumentado que su partido no votó a favor de la reforma de las pensiones aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero porque el problema no estaba en prolongar la edad de jubilación sino en las jubilaciones anticipadas. En este sentido, ha añadido que lo que hay que hacer es un "esfuerzo" para que los trabajadores se jubilen a la edad que marca la Ley y ha criticado las "falsas prejubilaciones" que se indemnizan con dinero público. "No me gustó la reforma de las pensiones porque creía que el primer paso era que la gente se jubilara a los 65 años", ha dicho, tras recordar que en 2010 el 50% de las jubilaciones del Régimen General fueron antes de esa edad.

Rajoy ha dicho que su gobierno luchará contra el fraude en las cotizaciones sociales y ha aseverado que "a nadie le puede parecer bien" que una empresa dé de baja a un trabajador con una indemnización y aparte el erario público pague el desempleo y la Seguridad Social de sus dos últimos años. No obstante, el próximo presidente del Ejecutivo ha manifestado su respeto por el Pacto de Toledo y ha vuelto a reiterar que garantizará el poder adquisitivo de las pensiones, "que ustedes congelaron", le ha recriminado a Rubalcaba. De nuevo ha dicho que la única partida de gasto que no tocará será la de las pensiones contributivas y ha aseverado que actualizará estas pagas según el "coste de la vida, el IPC".

Por su parte, Rubalcaba le ha replicado inmediatamente que la oposición del PP a la reforma de las pensiones fue únicamente para "arañar votos" ya que, según ha dicho, "usted sabía que era una reforma pactada con los agentes sociales y pedida por Europa y que había que hacer". En este sentido, ha ironizado con "lo que la ha costado a Rajoy" reconocer que no va a modificar la ley de jubilación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios