Valenciano carga contra la "España de catecismo" y Arias promete "pasear a la anchoa" por Europa

  • 25-M. Campaña de las elecciones europeas

Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, cabezas de cartel de PP y PSOE para las elecciones europeas del 25-M, se desplazaron ayer hasta el norte y este, respectivamente, para protagonizar actos de su agenda electoral.

En Santoña (Santander), el ex ministro de Agricultura, dio buena cuenta de la popular anchoa autóctona, un "producto exquisito" del que se confesó "gran consumidor". Arias, que fue nombrado cofrade de honor de la Cofradía de la Anchoa de Cantabria, se comprometió a "pasear" a ésta por toda la Unión Europea (UE). Encantado con la delicatessen, el número uno del PP a las elecciones del 25-M subrayó que ser "embajador" de la anchoa de Santoña -"la anchoa de verdad", proclamó como en un spot publicitario-, va a ser una tarea "enormemente fácil".

En el ya habitual intercambio de golpes con el adversario político, y debido a la influencia del escenario y el entorno, conminó a Valenciano a que "pida perdón" a los españoles por la gestión llevada a cabo por los socialistas en el ámbito pesquero y que se ha saldado -recalcó Arias- con una sanción por cien mil toneladas de sobrepesca de caballa en los ejercicios 2009 y 2010.

Pero Valenciano no está para actos de contricción. Y menos ayer, cuando en Valencia recriminó al Gobierno que preside Rajoy que la única recuperación que está experimentando España bajo su mandato es "la de la desigualdad, el catecismo en las aulas y los abortos clandestinos".

Ése es el diagnóstico que hizo la cabeza de lista del PSOE, quien en el paseo marítimo de Valencia participó en el reparto de folletos con las 25 primeras medidas de su programa electoral, una acción enmarcada a demostrar que su partido quiere hacer una campaña "muy pegada a la gente, plaza a plaza y persona a persona". Valenciano defendió una Europa "que ponga primero a las personas, después a las personas y finalmente a las personas, y se ocupe del sufrimiento de la gente", para dar "la esperanza de que puede haber un tiempo mejor que este".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios