Un juez para los pies a una etarra catalana: "Aquí no se dice 'Gora ETA' ni 'Viva España"

  • Dolores López Resina, juzgada por dos atentados fallidos en Barcelona, declaró en catalán

Comentarios 1

El juez Fernando García Nicolás amonestó ayer a la etarra Dolores López Resina, Lola, por dar vivas a la organización terrorista durante un juicio celebrado en la Audiencia Nacional por la comisión de dos intentos de atentado en Barcelona en 1993, al tiempo que le advirtió que "aquí no se dice 'Gora ETA' ni 'Viva España".

La etarra exclamó "gora ETA" para despedirse del que en aquella época era miembro del comando Barcelona José Gabriel Zabala Erasun, al que recibió con dos besos cuando entró a la sala de vistas como testigo de la acusación. El comentario de la etarra provocó el enfado de un representante de la AVT que asistía al juicio como público y que pidió que esas palabras fueran consideradas como "apología del terrorismo".

La etarra, que habló íntegramente en catalán y sin traducción simultánea al no haber en la sala más que una intérprete de euskera, aprovechó su turno de palabra para declararse "militante de ETA y catalana". En su última palabra, Lola, también conocida como La catalana, alternó los dos idiomas para decir "Gora Euskal Herría" y "Visca la Terra Lliure".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios