El nuevo tono del PP de Rajoy

El inicio del curso político de la IX Legislatura en las Cortes pocas horas después de que el ministro de Sanidad, Bernat Soria, diera por terminada una crisis alimentaria de 72 horas, decretada al detectarse aceite de girasol mezclado con aceites minerales procedente de Ucrania, promete. No es para menos. La alerta light que defendió el director de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, Félix Lobo, para explicar el vaciado sanitario de los establecimientos comerciales parece un concepto jurídico tan novedoso como increíble. Matar moscas a cañonazos suele lleva aparejado el inconveniente de que es difícil de definir la actuación y de explicar sus objetivos y sus consecuencias.

Si el Gobierno de Zapatero no empieza precisamente con buen pie, ahora está por ver cómo se maneja el nuevo PP de Mariano Rajoy, inmerso en una crisis de calado tras la derrota electoral del pasado 9-M y su decisión de continuar hasta 2012. En la pasada legislatura, con Zaplana de portavoz, el espectáculo, al menos en este asunto, hubiera estado garantizado: el Ejecutivo socialista sería muy probablemente el responsable de la ruina de los productores españoles de aceite de girasol a favor, a lo mejor, de oscuros intereses por determinar en una investigación inexistente. Soraya Sáenz de Santamaría tiene ante sí el resto de poner en marcha una oposición contundente pero rigurosa, sin caer en la desmesura. En este caso, tiene margen de maniobra como para solicitar la comparecencia del ministro de Sanidad.

El secuestro del pesquero vasco Playa de Bakio es un asunto espinoso. Al margen de las diligencias abiertas ayer por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu para investigar este presunto delito de piratería internacional, en el ámbito puramente parlamentario, quizás el PP y el resto de la oposición tengan que esperar a la constitución de la Comisión de Secretos Oficiales para conocer los detalles del rescate. Dudo que la comparencia del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sirva para aclarar un asunto que tiene que ver con las tripas del Estado, esas que deben conocer los que tienen responsabilidades de gobierno y los que aspiran a tenerlas.

En cualquier caso, en el pleno de hoy, el debate sobre dos decretos leyes, el de "medidas de impulso a la actividad económica" y el de "medidas excepciones y urgentes para garantizar el abastecimiento de poblaciones afectadas por la sequía en la provincia de Barcelona", servirá para calibrar el tono de esta nueva legislatura.

En ambos casos, el PP marcará distancias, aunque puede que en el segundo vote a favor. Por un lado, los populares consideran que las medidas económicas son insuficientes y, por otro, estiman que el minitrasvase debería tramitarse como proyecto de ley para ampliarlo a otros territorios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios