"La obsesión de Zapatero ha sido intentar arrinconar al PP"

  • La joven dirigente popular asegura que Rajoy recompondrá los consensos

Comentarios 8

La secretaria ejecutiva de Política Autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, asegura, en una entrevista concedida a Europa Press, que la obsesión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante toda esta legislatura ha sido "arrinconar" al PP. De cara al futuro, adelantó que si su partido gana las elecciones el presidente de los populares, Mariano Rajoy, trabajará para construir un nuevo consenso en los grandes temas de Estado.

La dirigente popular realizó un balance de lo que, en su opinión, han sido los cuatro años de Legislatura socialista. Afirmó, en este sentido, que "basta simplemente hacer un repaso a cuál ha sido la posición de Zapatero en este tiempo, para darse cuenta de a quién obedece la ruptura de los consensos".

Sáenz de Santamaría apuntó que Rodríguez Zapatero pasará a la historia por ser el "primer presidente de España que rompe los consensos de la Transición" y puso como ejemplo que a él se debe que se haya aprobado el primer estatuto de autonomía sin consenso, en referencia al Estatuto catalán.

Cree que Zapatero tenía en su mano conseguir los consensos en política territorial, antiterrorista y exterior. Sin embargo, afirmó, "Zapatero ha estado muy obsesionado a lo largo de toda la legislatura para tratar de arrinconar al PP". Una obsesión, dijo, que se manifestó ya desde la firma del pacto del Tinell.

Recordó que Mariano Rajoy presentó a Zapatero en la Moncloa el 14 de enero de 2005 una oferta de pacto para que PP y PSOE abordaran juntos el debate territorial y ésta "fue rechazada".

Ahora y de cara a la siguiente Legislatura, la dirigente popular adelanta que "cuando el PP gane las elecciones de 2008, lo primero que hará su presidente, Mariano Rajoy, será llamar al PSOE para construir un nuevo consenso" en los grandes temas de Estado.

Al ser preguntada si cree que esos consensos se recuperarán si Zapatero vuelve a ganar, respondió que no ve en el presidente del Gobierno "ningún ánimo constructivo". Sin embargo, considera que cuando el PSOE "pierda las elecciones" los socialistas "van a reflexionar" sobre lo que "los españoles quieren de los grandes partidos nacionales".

Soraya Sáenz de Santamaría también criticó la actitud del PNV en esta legislatura y afirmó que este partido nacionalista debe hacer un "examen de conciencia de su actuación y su posición en relación con ETA". Avisó, en este sentido, que con los terroristas "no hay equidistancia" y apuntó que "quien está dentro de la democracia no puede ni siquiera hacer un atisbo de comprensión con los fines ni con los medios que utilizan los terroristas".

Dijo no saber si alguna vez el PNV ha salido de la estrategia de Arzalluz y recuerda que la legislatura empezó con el plan Ibarretxe y ha acabado con la convocatoria de referéndum.

Además, dijo que las últimas palabras de Ibarretxe dejan "mucho que desear y poco que confiar en este PNV". En su opinión, el futuro Gobierno deberá "buscar la unidad" para "dar una respuesta unitaria" y "conjunta" al desafío "inadmisible en España" del lehendakari, a quien avisó que ni él "ni nadie está ni va a estar por encima de la voluntad de ningún español".

La dirigente popular no quiso entrar en la acusación de que los populares quieran una baja participación porque les favorece y se limitó a apuntar que "no hay que estar en el cálculo pendiente de las participaciones, sino de la alternativa que estás construyendo y ofreciendo a los ciudadanos". Añadió que, con la situación que hay en España con el debate territorial, las subidas de precios y la debilidad económica, "hay que convencer a los ciudadanos de que es necesario, por seguridad, estabilidad y confianza un gobierno encabezado por Rajoy y el PP". "Hay que trasladar a la gente cómo serían otros cuatro años de Zapatero".

La dirigente popular esquivó la pregunta de si estarían dispuestos a gobernar en una gran coalición con el PSOE si ambos obtienen un resultado muy igualado. Se limitó a apuntar que el primer pacto que tiene que hacer un partido es con los ciudadanos y recordó que el PP ha demostrado que es capaz de gobernar en minoría. "Hipótesis se pueden plantear de todo tipo", exclamó, pero señaló que ahora están centrados en la campaña electoral. En cuanto a si les perjudicará el recurso contra el Estatuto de Cataluña, presentado ante el Tribunal Constitucional, para lograr apoyos para formar un futuro gobierno, respondió que el PP mantendrá el recurso y no renunciará a sus principios.

En referencia a si ésta fuese una condición para que les apoyaran los nacionalistas catalanes, apuntó: "yo no se qué condiciones pueden poner, ni quienes las pueden poner, yo sólo puedo darle la seguridad de que en el PP hay una serie de principios y que España es una nación de ciudadanos libres e iguales para nosotros es un principio esencial y básicamente irrenunciable".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios