La primera ministra de Defensa acapara la atención

  • En una toma de posesión sin precedentes, Carme Chacón declara su "profundo amor a la España unida y diversa, la paz y a la libertad". Su primera orden: "Capitán, mande firmes".

Comentarios 76

Con las ventanas del Ministerio de Defensa repletas de funcionarios -y sobre todo funcionarias- curiosos, la nueva (y primera) ministra de Defensa terminó su discurso de posesión del cargo con su primera orden como máxima responsable de los tres Ejércitos: "Capitán, mande firmes"; y a continuación "¡Viva España! ¡Viva el Rey!". Antes, Carme Chacón, embarazada de siete meses, pasó una revista a las tropas junto a su antecesor, José Antonio Alonso, y pronunció un discurso repleto de elogios a las Fuerzas Armadas, con un especial reconocimiento a los soldados fallecidos en acto de servicio y una declaración de "profundo amor a la España unida y diversa, la paz y la libertad".

Los 17 ministros que componen el nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero prometieron ante el Rey y el jefe del Ejecutivo "cumplir fielmente" las obligaciones de sus cargos y con lealtad al Rey y a la Constitución. Los ministros eligieron, como el sábado hizo el jefe del Ejecutivo en su toma de posesión, la fórmula de la promesa, con la mano derecha sobre un ejemplar de la Carta Magna abierta por la página correspondiente al Título IV sobre el nombramiento de los ministros y al lado de una Biblia abierta por el Libro de los Números. El primero fue el titular de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, quien pudo así actuar como Notario Mayor del Reino en la promesa del resto de compañeros de Gabinete.

Sin duda, la toma de posesión más esperada era la de la catalana Carme Chacón, primera mujer que se pone al frente de los Ejércitos españoles -unos 123.000 efectivos- como ministra de Defensa. En su discurso, tras pasar revista a las tropas, Chacón elogió la labor de las tropas en el exterior para defender "la paz y la legalidad internacional" y expresó su recuerdo a los que perdieron su vida en acto de servicio. "Hoy las Fuerzas Armadas españolas gozan de una excelente reputación en el mundo y la valoración que los ciudadanos tienen de ellas es altísima. Nunca como ahora han contado con tanto respaldo social", afirmó Chacón, que consideró su propio nombramiento como una muestra de la "integración" entre la sociedad española y las Fuerzas Armadas.

Chacón reconoció la promoción de la incorporación de las féminas y su plena equiparación a los hombres de las Fuerzas Armadas será uno de sus objetivos principales, pues aunque es "consciente de que se ha avanzado mucho en este aspecto", aún avanzaremos más. Por último, indicó que su objetivo es contar con unas Fuerzas Armadas "bien preparadas para cumplir su función constitucional, reconocidas y respetadas fuera y dentro de España". "Una tarea que asumo con responsabilidad, orgullo y movida por el profundo amor a nuestra España unida y diversa, a la paz y a la libertad", sentenció, antes de dar su primer orden "Capitán, mande firmes"; y a continuación "¡Viva España! ¡Viva el Rey!".

Y si el Ministerio de Defensa centró todas las miradas, el de Igualdad se llevó todas las multas, pues la Policía Municipal de Madrid no dudó en sancionar a la multitud de coches oficiales mal estacionados que se agolpaban en una dependencia oficial de una céntrica calle madrileña. Tras recibir la nueva cartera, Bibiana Aído prometió trabajar "sin tregua y de forma intensa" para aislar socialmente a las personas que maltraten a sus parejas y que "tendrán enfrente a 44 millones de personas plantándole cara, y no a un ser desprotegido". El nuevo Ministerio de Igualdad se dedicará a fomentar la participación social y política de las mujeres y a luchar contra la violencia de género y contra cualquier clase de discriminación, según publica el BOE.

Por su parte, otra cara nueva del Gobierno de Zapatero, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, que, igual que Aído estuvo arropada por la vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, reclamó en su discurso de investidura que se destierre el espíritu del "que inventen ellos", porque no hace justicia al trabajo que llevan a cabo universidades, organismos públicos de investigación y empresas. "Hay que presentar con orgullo a la comunidad internacional a la nueva generación española de empresas de base tecnológica", proclamó Garmendia, cuyo Ministerio tendrá competencias en materia de universidades, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en todos los sectores.

Menos atención mediática tuvieron la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y la titular de Educación y Política Social, Mercedes Cabrera. La primera quiso tranquilizar los temores expresados tanto por agricultores como por ecologistas sobre la unión de Medio Ambiente y Agricultura en un solo ministerio, mientras que la segunda garantizó que la Educación, Política Social y Deporte "es un gran proyecto que se sitúa en el eje central de las prioridades del Ejecutivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios