La próxima disolución de ETA no ablanda la política penitenciaria

  • Catalá dice que nada cambiará hasta que se consume la desaparición de la banda terrorista

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, descartó este lunes cambios en el régimen penitenciario de los presos de ETA tras el comunicado de la banda terrorista emitido el domingo y que se interpretado como un anuncio anticipado de su disolución.

Preguntado por si habría cambios para esos presos si finalmente se confirmara la disolución de la organización terrorista, Catalá descartó modificaciones en la situación de los reclusos, recordó que "hay mucho trabajo que hacer antes de poner el foco en los beneficios penitenciarios de quien tanto dolor ha causado", y concretamente se refirió a "la resolución de casos judiciales pendientes".

El ministro, que estaba en Marraquech invitado por el Gobierno marroquí para participar en un foro sobre la independencia judicial, expresó su deseo de que "ojalá se produzca ese final: la entrega de las armas, la desaparición y la finalización de esta página negra de nuestra historia".

Sólo entonces -reflexionó- "se podrán replantear algunas cuestiones", pero añadió: "El respeto a nuestra historia común, a nuestra democracia, a nuestras libertades, a las víctimas (...) exigen que no haya planteamientos de beneficios". Eventuales cambios en la política penitenciaria -añadió- supondrían "ventajas a aquellos que han incumplido gravemente las reglas de convivencia".

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, se trasladará por su parte este martes a Madrid, donde a las puertas del Ministerio del Interior denunciará la negativa del ministro, Juan Ignacio Zoido, a recibirla y su "inacción" para disolver a ETA.

Ordóñez tiene previsto comparecer públicamente acompañada de otras víctimas del terrorismo, entre ellas, Ana Velasco (hija de Jesús Velasco y Ana María Vidal-Abarca), Conchita Martín (viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco) o María Jesús González (madre de Irene Villa).

Fuentes de Covite han explicado a Europa Press que en agosto del pasado año se solicitó a Zoido por escrito una reunión y no obtuvieron respuesta y la propia Ordóñez le reiteró esta petición en enero en el acto de homenaje a su hermano Gregorio, asesinado por ETA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios