Mas sigue con los recortes "para evitar que Cataluña sea expulsada del sistema"

  • El 'president' presenta su tercer plan de ajuste denunciando los impagos del Gobierno central y su "invasión competencial".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, consideró ayer "urgentísimo" obtener un pacto fiscal que dé soberanía financiera a Cataluña, para poder "arreglar de raíz" el problema de financiación catalán, salvar el modelo de bienestar y evitar tener que aplicar nuevos recortes.

Mas, que compareció en el Parlament para explicar el tercer plan de ajustes de la Generalitat, advirtió de que los nuevos recortes en el gasto público son indispensables si Cataluña no quiere "ser expulsada del sistema o entrar en un colapso total".

El president destacó que el esfuerzo que está haciendo Cataluña para contener el gasto es "gigantesco", pero no tendría que serlo tanto si contase con el concierto económico del País Vasco. "Tomemos nota: el País Vasco se permite ahora el lujo de decir que, si no les hace falta, no hacen un plan de ajuste. Y no porque sean más listos que nosotros, sino porque tienen el concierto económico", afirmó.

Mas aseguró que el Govern se ha visto abocado a estos nuevos ajustes por circunstancias que no son de su responsabilidad directa. Así, se quejó de que el Gobierno central no ha pagado sus deudas con Cataluña en inversión en infraestructuras, que ascienden a más de 900 millones de euros por los últimos dos años.

También denunció la "operación escandalosa de centrifugación del déficit" del Gobierno de Mariano Rajoy, retirando el dinero "convenido" para las autonomías en inmigración, guarderías, compensaciones de peajes o políticas activas de empleo. Eso se suma, según el president, a la "sistemática invasión competencial" del Gobierno central, que "con el argumento de que hay que tomar decisiones rápidas es como un tanque que pasa por encima de todo".

La portavoz del PSC de Economía en el Parlament, Rocío Martínez-Sampere, exigió a Mas que rompa sus pactos con el PP y rectifique sus políticas. "Usted dice que el pacto fiscal es su promesa, su palabra. ¿Y de las otras promesas qué? La industria, la sanidad, la educación, la Pirmi, el paro...", subrayó la portavoz socialista.

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, dijo estar de acuerdo con que el Estado pague sus deudas a Cataluña, aunque remarcó que "ahora mismo no hay dinero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios